Ir al contenido principal

Redescubriendo la lectura | por Victoria Ramírez Llera

Redescubriendo la lectura

Jorge Luis Borges (escritor argentino): "La lectura es una de las formas de la felicidad, y a nadie se le puede obligar a ser feliz"

Desde el colegio nos enseñan a “leer” como un acto mecánico a través del cual juntamos letras, que forman palabras y juntamos palabras que, a su vez, forman oraciones. Una vez dominada la técnica aprendemos algunas estructuras gramaticales básicas, hacemos análisis morfológicos y sintácticos y finalmente nos enfrentamos a textos más “duros”, donde podemos superar cualquier control de lectura si somos capaces de responder algunas preguntas reiterativas: ¿quién es el personaje principal?, ¿quiénes son los personajes secundarios?, ¿cuál es el conflicto central?, ¿dónde se desarrolla la trama?.. Todo eso sólo puede ser una cosa: fome. Por si fuera poco, no nos incentivan a leer: nos obligan a hacerlo. Resultado, son muchos quienes, desde niño, asocian la lectura a una actividad aburridora, cansina y poco productiva.
¿Por qué no nos dicen que un libro es mucho más que una recopilación de letras, palabras, oraciones y párrafos? ¿Por qué nadie nos advierte que con sus páginas podemos dialogar, concordar, discrepar, emocionarnos, maravillarnos, encontrar enlaces con nuestra vida y nuestro entorno, transportarnos por épocas y lugares que de otra manera siempre ignoraríamos?
Desde que tenemos “uso de razón” se nos enmarca en una suerte de lógica binaria: el bien y el mal, la belleza y la fealdad, el tiempo y el espacio, Dios y Lucifer, ser o no ser, cielo o infierno… Los adultos nos presentan el mundo como un enorme Berlín donde estás a un lado o al otro del muro. El pensamiento literario se escapa de esa lógica y nos invita a la aventura de pensar lo imposible. Gracias al lenguaje, razón y pensamiento literario pueden encontrar un espacio común donde el mundo se reescribe, donde el tiempo no es lineal y donde la existencia abarca miles de dimensiones. En suma, se abre un espacio donde la realidad no es única y donde nadie puede quitarnos la libertad.
Jorge Luis Borges decía que entre todos los objetos inanimados, el libro es el único que posee un alma, porque el autor derrama en sus páginas su cosmovisión y muchas de sus emociones; a la vez que el libro adquiere algo así como una vida propia porque al ser leído por un tercero, se independiza de lo que el escritor quiso hacer en un principio y es ahora el lector quien encamina su destino.

Cuando empecé a escribir esto pensé en esa mayoría de chilenos que no entiende lo que lee. A poco andar me di cuenta de que ése es un problema del ministerio de Educación, y no mío. La verdad es que mientras podamos entender las instrucciones para cocinar un paquete de fideos, el recorrido de un bus del Transantiago o la dosis justa del medicamento que nos recetó el doctor tenemos lo básico bajo control. Pero lamento decirles que eso no es saber leer, eso es conformarnos. Y si nos conformamos, nos perdemos lo fundamental. Seamos más como Borges y menos como los ministros: jactémonos de las páginas que hemos leído y de las que nos quedan por leer.



Victoria R. Llera. 
Escritora por vocación, periodista de profesión. Coautora del poemario “Juntas y Revueltas” ; cofundadora del grupo literario Sociedad Folla(G) e incesante lectora. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Bitácora Cartonera: cartongrafiando experiencias en Derechos Humanos

Hace un tiempo, uno de nuestros seguidores en las redes sociales, nos contactó con el ánimo de conocernos en una visita a Santiago, se trataba de la socióloga Beatriz Cabanillas Sáez, quien trabaja realizando un curso de Derechos Humanos en la Universidad del Bío Bío, en Concepción.
Beatriz ha estado trabajando por más de quince años vinculada al área de Derechos Humanos, realizando consultorías para organismos de cooperación internacional al desarrollo y docencia de pre y post grado de manera paralela. Hace un año realiza en la U del Bío Bío un curso de Derechos Humanos, que por iniciativa de la propia universidad estatal, ha sido declarado transversal.
Beatriz es una profesora "parcial" de dicha universidad -contratada a honorarios- y esa condición limita actividades y apoyos  para potenciar más esta área y para la realización del curso, que ella prefiere llamar taller con sesiones en lugar de clases. Los derechos humanos -según su punto de vista- no pueden ser enseñados …

Elvira Hernández & La Joyita en tour por Reino Unido

El poemario “La bandera de Chile” de la poeta Elvira Hernández es un libro que estuvimos preparando desde 2017, y que durante su preparación derivó en la idea de presentarlo en la Universidad de Edimburgo, junto a la poeta Hernández, incluyendo un conversatorio, un taller de libros cartoneros y la presentación misma del libro en dependencias de la Universidad. Esto se postuló a diversos fondos disponibles en The University of Edinburgh, donde Bárbara a Fernandez ha estado por cuatro años trabajando en su doctorado sobre mujeres chilenas poetas de los últimos 30 años. Desafortunadamente los fondos no se consiguieron y la universidad prefirió proyectos como la compra de televisores para ver el mundial de fútbol. Sin embargo, gracias a la gestión de Bárbara, y a través de donaciones privadas logramos conseguir el pasaje a Escocia para Elvira, y luego a través de Anglo Chilean Society, conseguimos los fondos para viajar desde Escocia a Londres para presentar la primera edición Cartonera …

SUSPIRAR VOMITAR Y MORIR EN EL AMOR | Presentación para libro de Roxana Palma Santibáñez por E Eme Cárdenas

Santiago, Agosto 18 de 2016
SUSPIRAR VOMITAR Y MORIR EN EL AMOR Ideas sobre el primer poemario de la poeta de la Roxana Palma

El primer libro que publica la poeta Roxana Palma Santibáñez (1993, La Unión), tiene por título “Suspiro, vómito y muerte”. Un poemario que es una carta (como diría el filósofo Pablo Marchant), una carta de amor pero también una nota de advertencia.
El nombre que se ha escogido para este libro, a simple vista incomoda. Incomoda porque algo orgánico como es el respirar también es un requisito para la vida;  y comer es a la vez un placer, un pecado, y hasta puede ser una necesidad. Morir, es lo inevitable, lo único seguro. Y la poeta se nos acerca, nos entierra un cuchillo con un epígrafe de Sicosis 4:48 de Sarah Kane: “De todas maneras estará muerta en diez años”. Desde allí la  inquietud es implantada en nosotros.
El amor es parte importante en esta primera carta de Roxana Palma. El amor y el deseo, que a veces nos impiden respirar, nos quitan el sueño. Deseo no exp…