domingo, 18 de diciembre de 2016

La Ciudad y la Rabia | la experiencia Millán y Hernández

Esta semana que se fue, realizamos dos importantes lanzamientos (sumando tres en lo que va del año, que partió en el invierno con la antología Ensamblaje). Puede parecer un año frugal en lanzamientos, pero eso no implica que no existan obras en progreso. Básicamente, como editora, he decidido darle el tiempo que merecen los procesos, ya sea el de creación de les artistes, el de la prologación, el de concepto de libro objeto, el proceso propio de escritura. Y casualmente deliberadamente, por eso todo lo que hemos publicado se ha vuelto una parte del mismo puzzle.




UN AÑO DE CIUDAD
Y digamos que es un año de ciudad, cualquier ciudad. La ciudad construida desde la memoria propia. Hemos hecho el ejercicio de apropiarnos del espacio que estamos transitando. Conscientemente en la escritura, como en el espacio político (o de género si preferimos llamarlo), como en la ciudad, como en lo que hacemos. Estamos pensando cómo y por donde circular y dirigir nuestras ideas, lo que queremos decir. Y espero que no solamente hablemos de visiones iguales a la nuestra, sino visiones que se incluyen y se oyen, y que parezcan arriesgadas.

Eso al menos, he tratado de ejercitar como editora. Sintiendo la urgencia de conseguir colaboradores que crean en el proyecto, buscando textualidades que denoten una reflexión, autoreflexión, búsqueda y quizás muestren también el errar y el volver a plantear(se). Quizás los proyectos escogidos para 2017 sean un poco de eso. Espacios de creación de autores que están en esa búsqueda. Porque a veces, une busca la poesía para expresar eso que no se puede decir, y otras, une busca la poesía como un medio de escape. Por eso es importante la atención la autoreflexión.

Aquí es donde llego a nuestros dos autores -poetas más bien dicho- que ocupan nuestra actividad de Diciembre. Culminando para mí en dos presentaciones muy particulares. Que tomaron su curso propio y que nos han dado nuevas materias para revisar.

Simbólicos, simétricos, poéticos.

LA SIMETRÍA con GONZALO MILLÁN

La primera vez que leí a Gonzalo Millán (1947-2006), leí el poema 53 de la ciudad. El texto completo publicado en 1979 (la primera versión) estaba disponible en la página de Memoria Chilena. Cuando quise tener el libro en mis manos fui a buscarlos a mis lugares de siempre, y también libros de viejos... pero sin éxito. Probablemente las versiones están raptadas por coleccionistas o vendedores de precios de lujo. Fue entonces en que pensé que esa obra tenía que estar en nuestro catálogo.

Comencé mi búsqueda (llamado al universo quizás) para encontrar el contacto que me llevara a conseguir autorización para su publicación. Alguien me habló entonces de la poeta María Inés Zaldívar, a quien contacté por las redes sociales. Muchos mensajes y luego muchos meses pasarían para conseguir la respuesta, y entonces, a través de ella llegué a su familia en Quebec. A esa ciudad mandé la versión que yo había preparado -incluyendo una ilustración que hice para el texto- y sin prólogo, de manera que Sol Millán pudiera ver el tipo de trabajo que haríamos.

Tiempo después de que por fin llegara el envío, ella me envió su aprobación. Así que invité a Bárbara a que escribiera un prólogo para Millán.

Millán, como le gustaba que lo llamaran, fue representado en en Estravagario de la fundación Neruda, por la poeta María Inés Zaldivar, quien fuera su pareja en el momento de su muerte en 2006. Me acompañaron Bárbara Fernández, quien viajó desde Edinburgh (Escocia), para entrevistarse con ciertos poetas que son parte de su doctorado, y además para presentar conmigo "La Ciudad".

La poeta Zaldívar, a manera de homenaje, compartió con nosotras un emotivo e íntimo testimonio, cuando se cumplen diez desde la partida de Millán; luego de que Millán y ella estuvieran juntos por diez años. Simetría en el tiempo, que quizás tenía que suceder.

Ella nunca antes había participado en una presentación de obras de Millán. Así que este martes. El Martes 13. De Diciembre. Era muy. Especial. Quiso entonces, la poeta Zaldívar, compartir aspectos de la obra que son inéditos. Cosas que como estudiosa de la obra de Millán, a quien conoció de esta manera, se enteró de primera fuente.

Cuando Millán parte al exilio trás el golpe de estado de Pinochet, se radica en Canadá. Allí completó un master e hizo clases como profesor asistente. También hacía clases de castellano para no nativos. Entonces, para sobrevivir en el exilio, o estudias, o te dedicas a ser aseador. Millán venía ideando el poemario por largo tiempo -casi cuatro años-. Su tiempo para procesar el hecho de vivir un golpe de estado, y la urgencia de partir al exilio para sobrevivir. Todo esos casi cuatro años estuvo recolectando titulares de diarios. Breves titulares de lo que sucedía en Chile. Entonces Millán, decide abandonar su trabajo de profesor en la universidad, para dedicarse a escribir este poema que llamó "La Ciudad". De noche se dedica a trabajar como aseador de oficinas, y en el día escribía.

Los versos del poema son breves, porque buscan ser una especie de manual de castellano para quienes no hablaban el idioma, frases cortas, sujeto y predicado, como si fuera un silabario de lo que era Santiago de Chile. Millán además buscaba recordar la ciudad (de Santiago) para sobrevivir al exilio, sobrevivir creativamente.

María Inés Zaldívar dijo que junto a Millán -en un viaje a Buenos Aires- conoció los primeros libros de Washington Cucurto para en Eloísa Cartonera; el primer encuentro con el formato cartonero. Según sus palabras, Millán estaría muy feliz de que su trabajo estuviera publicado en este formato.

La Ciudad, además, tuvo varias versiones. Su primera versión fue de 1979. Luego en los 90, es publicada una versión revisada por Cuarto Propio, en donde el poeta decide cambiar al protagonista del poemario (de un profesor a una profesora). La tercera versión se publica digitalmente en Buenos Aires, en los años 2000, y que es publicada también por Editorial Norma. Este texto, la tercera versión, revisada por Millán antes de morir, es la que nos entrega la poeta Zaldívar para nuestra publicación. Una versión la cual se incorporan lo que ella llama los sinónimos de La Muerte.

Inspirada por las palabras de la poeta Zaldívar, completamos la presentación de La Ciudad, leyendo el el poema número 53 (que aparece en youtube en una versión que lee el poeta). La sensación de leer el poema y recordar las palabras y énfasis con el cual lo leyó Millán, me causaron escalofríos.

Para los que estuvimos allí, fue un reencuentro una invocación emocionante de Gonzalo Millán a través de su poesía.

Bárbara Fernández y María Inés Zaldívar


LA RABIA de ELVIRA HERNÁNDEZ

Fue a través de La Bandera de Chile (1991), que conocí la poesía de la poeta Elvira Hernández (1951). Ese texto, debiera ser un texto de cabecera de todes en Chile. Un texto primordial, experimental, potente. Atrevido, que tuvo intentos de publicación durante la dictadura, pero que se concretó en los 90.

La potencia de la poesía de Elvira Hernández, impresiona sobretodo al conocerla en persona. Te observa, piensa, dice, y parece ser justa en todo ello. Desconfía de la tecnología y esta modernidad enfermante y abusiva de la tecnología... sin embargo, esa tarde en que nos reunimos para contarle de nuestro proyecto, de nuestra idea, ella creyó en nosotras.

Fue así que dijo que publicaríamos Santiago Waria más un texto nuevo, que ella tenía que sentarse a escribir. Así que el invierno de Santiago de Chile, gestó en su oscuridad y contaminación, el texto inédito Santiago Rabia, que junto al poema S del libro Santiago Waria, forman un ser nuevo, un cuerpo fabuloso "Santiago Waria & Santiago Rabia". Dos miradas en dos épocas distintas de nuestra historia colectiva, que reflexiona acerca de lo transcurrido luego de 24 años (de la publicación de Santiago Waria) y 27 años de esta "transición democrática". Tiempo en el cual, terminada la dictadura de Augusto Pinochet, Chile se vuelve un producto de la experimentación económica y se instaura un modelo económico en el cual el consumo es parte importante de su funcionamiento.

El pasado jueves 15 de Diciembre, presentamos el poema inédito de Elvira Hernández "Santiago Rabia". Junto a Bárbara Fernández quien también prologó esta obra. Nos acompañó la mítica poeta, quien estaba acompañada además de su hermano y su madre.

Este es el año de la poeta Hernández, un año donde emerge como candidata al Premio Nacional de Literatura 2016, y donde se reconoce el valor de su poesía, además de la publicación de su obra en nuevas antologías. Elvira, desde la sencillez que la caracteriza, dice en su discurso que todo poeta desea ser recogido por una cartonera. Y tras agradecer nuestro trabajo, procedió a lectura de Santiago Rabia. Esta presentación ya está en en mi canal de youtube, pinchando aquí.

Elvira Hernández leyendo Santiago Rabia.


Moralejas
El proceso que estamos cerrando me deja hartas cosas en las cuales pensar. Pienso en el vínculo con los artistas. En el tiempo que una debe dar a la obra, pero también, el respeto por el tiempo de todos. Pienso en cuan valioso es el compromiso, y como a veces, impacta la vida personal el trabajo excesivo (y la obsesión), incluso cuando te ves enfrentada a llenar los vacíos que dejan los otros.

Reflexiones acerca del compromiso propio y de los colaboradores; nuevas ideas acerca de hasta dónde queremos llegar en el próximo ciclo. Teniendo claro con qué talentos contamos para llevarlos a cabo.  Observar, para que no paguen las consecuencias ni los autores, ni los proyectos, ni yo misma como creadora, editora y gestora de este colectivo.

Lo más importante es: La ciudad es nuestra, y en ella suceden las escenas. Nosotres debiéramos habitar el espacio público con la conciencia de quienes somos en ella, y qué es lo que recordamos individual y colectivamente. Una memoria, que dicen que no existe, pero que se ve en la calle en el día a día.


Santiago, 19 de Diciembre de 2016.
E Eme Cárdenas
Editora e Ilustradora

viernes, 9 de diciembre de 2016

La Ciudad desde la poesía | Presentaciones de Diciembre 2016

Este mes realizaremos lanzamientos de dos poetas chilenos esenciales: Gonzalo Millán (1947-2006) y Elvira Hernández (1951). Grandes referentes, cuyas obras representan formas de habitar La Ciudad: desde el exilio, en un momento histórico que marcó una parte de nuestra historia colectiva -como fue la dictadura de Pinochet Ugarte-; y la otra mirada, desde el habitante que adopta un rol político y crítico, afectado por otra dictadura -la del actual sistema económico- y una modernidad que a veces desalienta.
  • La Ciudad de Millán, será presentado el Martes 13-Diciembre a las 19 horas, en el Espacio Estravagario de la Fundación Neruda, ubicado en Fernando Márquez de la Plata 0160, Barrio Bellavista. #VinoDeHonor
  • Santiago Waria & Santiago Rabia de Hernández, será presentado el Jueves 15-Diciembre a las 19 horas, en el Café Literario de Parque Bustamante, ubicado en General Bustamante altura #50, Providencia (Metro Baquedano). #VinoDeHonor
En ambas presentaciones nos acompañará la crítica literaria Bárbara Fernández MelledaPhD candidate in Hispanic Studies University of Edinburgh, quien ha prologado estas obras.
::Policía Interior:: Ilustración para el poemario de Hernández, por Elizabeth M. Cárdenas.
::La Ciudad:: Ilustración para el poemario de Millán, por Eizabeth M. Cárdenas.
La Joyita Cartonera es un proyecto sin fines de lucro e independiente. Nuestros libros son hechos a mano; y reutilizamos cartón y otros materiales, con los que fabricamos sus portadas. Nuestras ediciones son a escala humana lo que quiere decir que el número de ejemplares por edición es del orden de 50 a 100 ejemplares. Nuestro interés es hacer circular obras que reflexionan en torno a la memoria, de una manera libre y crítica. Te invitamos a visitar nuestras redes sociales y a compartir esta invitación con tus seres significativos. --LaJoyita--

viernes, 4 de noviembre de 2016

Redescubriendo la lectura | por Victoria Ramírez Llera

Redescubriendo la lectura

Jorge Luis Borges (escritor argentino): "La lectura es una de las formas de la felicidad, y a nadie se le puede obligar a ser feliz"

Desde el colegio nos enseñan a “leer” como un acto mecánico a través del cual juntamos letras, que forman palabras y juntamos palabras que, a su vez, forman oraciones. Una vez dominada la técnica aprendemos algunas estructuras gramaticales básicas, hacemos análisis morfológicos y sintácticos y finalmente nos enfrentamos a textos más “duros”, donde podemos superar cualquier control de lectura si somos capaces de responder algunas preguntas reiterativas: ¿quién es el personaje principal?, ¿quiénes son los personajes secundarios?, ¿cuál es el conflicto central?, ¿dónde se desarrolla la trama?.. Todo eso sólo puede ser una cosa: fome. Por si fuera poco, no nos incentivan a leer: nos obligan a hacerlo. Resultado, son muchos quienes, desde niño, asocian la lectura a una actividad aburridora, cansina y poco productiva.
¿Por qué no nos dicen que un libro es mucho más que una recopilación de letras, palabras, oraciones y párrafos? ¿Por qué nadie nos advierte que con sus páginas podemos dialogar, concordar, discrepar, emocionarnos, maravillarnos, encontrar enlaces con nuestra vida y nuestro entorno, transportarnos por épocas y lugares que de otra manera siempre ignoraríamos?
Desde que tenemos “uso de razón” se nos enmarca en una suerte de lógica binaria: el bien y el mal, la belleza y la fealdad, el tiempo y el espacio, Dios y Lucifer, ser o no ser, cielo o infierno… Los adultos nos presentan el mundo como un enorme Berlín donde estás a un lado o al otro del muro. El pensamiento literario se escapa de esa lógica y nos invita a la aventura de pensar lo imposible. Gracias al lenguaje, razón y pensamiento literario pueden encontrar un espacio común donde el mundo se reescribe, donde el tiempo no es lineal y donde la existencia abarca miles de dimensiones. En suma, se abre un espacio donde la realidad no es única y donde nadie puede quitarnos la libertad.
Jorge Luis Borges decía que entre todos los objetos inanimados, el libro es el único que posee un alma, porque el autor derrama en sus páginas su cosmovisión y muchas de sus emociones; a la vez que el libro adquiere algo así como una vida propia porque al ser leído por un tercero, se independiza de lo que el escritor quiso hacer en un principio y es ahora el lector quien encamina su destino.

Cuando empecé a escribir esto pensé en esa mayoría de chilenos que no entiende lo que lee. A poco andar me di cuenta de que ése es un problema del ministerio de Educación, y no mío. La verdad es que mientras podamos entender las instrucciones para cocinar un paquete de fideos, el recorrido de un bus del Transantiago o la dosis justa del medicamento que nos recetó el doctor tenemos lo básico bajo control. Pero lamento decirles que eso no es saber leer, eso es conformarnos. Y si nos conformamos, nos perdemos lo fundamental. Seamos más como Borges y menos como los ministros: jactémonos de las páginas que hemos leído y de las que nos quedan por leer.



Victoria R. Llera. 
Escritora por vocación, periodista de profesión. Coautora del poemario “Juntas y Revueltas” ; cofundadora del grupo literario Sociedad Folla(G) e incesante lectora. 


jueves, 3 de noviembre de 2016

Diciembre: Nuestros próximos lanzamientos | GONZALO MILLÁN y ELVIRA HERNÁNDEZ

NO ESTABAMOS MUERTAS... ANDABAMOS DE PARRANDA
Este año -como lo indicamos en posts anteriores- hemos apuntado a desarrollar otras áreas de trabajo. Por eso hemos estado ausente de cuánta feria se ha realizado durante el año. Pero eso no significaba que estamos cruzadas de brazos! Era porque hemos estado trabajando en varias cosas, dándoles el tiempo que merecen.

DICIEMBRE: MES DE LANZAMIENTOS
O presentaciones como muchos dicen también. Pero también lanzamientos, porque como las naves espaciales -pienso- el libro irá como un cohete con dirección desconocida (el otro, el lector). Así que como decía, en la misma semana realizaremos DOS lanzamientos: (1) Mar 13-Diciembre 7PM: Gonzalo Millán en el Espacio Estravagario de la Fundación Neruda;  y (2) Jue 15-Diciembre 7PM: Elvira Hernández en el Café Literario de Parque Bustamante.
Estos eventos son ambos GRATUITOS. Solo tienen que llegar puntualmente.

LA CIUDAD de GONZALO MILLÁN (1948-2006) - 13/Diciembre/2016 
Publicado originalmente en 1979 en el exilio en Quebec-Canadá, fue recién en los años 2000 que este poemario fue presentado en Chile, antes de la muerte del Poeta. Para dicha publicación, el Poeta realizó algunos cambios, que nuestra edición cartonera contendrá. Ojo que la versión que aparece en MemoriaChilena.cl es la versión de 1979. Según lo que supe la versión de 2006 (o anterior) debió ser de Editorial Norma.  A través de la última pareja de Gonzalo Millán, María Inés Zaldivar, recibimos dicha versión revisada.
"La Ciudad" es un poema compuesto de 73 estrofas, que hablan de la experiencia del exilio y la soledad y del impacto de la dictadura. Lo consideramos como un referente, como un registro de La Memoria que es importante preservar.

Presentación de LA CIUDAD de Gonzalo Millán


SANTIAGO WARIA & SANTIAGO RABIA de ELVIRA HERNÁNDEZ (1951-) - 15/Diciembre/2016
En 1992 la poeta publicó el poemario SANTIAGO WARIA, que contenía poemas que estaban ordenados desde la A a la Z, incluyendo CH y la LL. El poema S es SANTIAGO WARIA, que da nombre al poemario. Cuando propusimos a Elvira Hernández, realizar una publicación de alguno de sus textos, nos dijos que quería hacer algo inédito junto al poema S. Así, el nuevo poemario recibe el nombre SANTIAGO WARIA & SANTIAGO RABIA. Veinticuatro años después de la publicación, tiempo en que aparece Rabia como una actualización de Waria. Nada ha pasado pero La Ciudad sí. Ciudad mestiza, ciudad atrapada por un sistema económico que es dividida por el río Mapocho. Este poemario es un reclamo, para el que lee. Para nosotres mismes quizás.
Elvira, tan atemporal, tan experimental y moderna... Tan viva. De acuerdo a las palabras de Cecilia Vicuña, quien realizó una performance en la que tuve la suerte de participar como voluntaria, Elvira, junto a otras poetas -que curiosamente son parte de nuestras referentes- dice la verdad, son la memoria de Chile, herederas del legado de Gabriela Mistral.

Presentación de SANTIAGO WARIA & SANTIAGO RABIA de Elvira Hernández


En nuestras páginas de facebook hemos creado eventos, en los cuales iremos actualizando el estado de ambos proyectos <3 Agradecemos que compartan con sus seres significativos.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Esto es sin maquillaje: documentalismo cartonero

Flyer que presenta #EstoEsSinMaquillaje (el Huason de Heath Ledger)


Debo confesar que me gusta hacer muchas cosas.
Y el resto del equipo de La Joyita es igual de diverso en sus intereses.
Incitada por los ensayos de Walter Benjamin, y en la reflexión del arte como expresión, la reproducción ha sido uno de mis intereses. Me refiero al grabado al cual he tenido suerte de recurrir mediante la xilografía y la linografía. A la fotografía como medio de reproducción es uno de mis más productivos intereseses. Y desde ahí, el cine como un medio de reproducción de la realidad y una distracción. Mi género favorito es el Cine Documental.
En las oportunidades en que nuestros amigos y amigas han sido entrevistados, y asímismo, nosotras lo hemos sido, surge la necesidad de conocer otras cosas: saber cómo abordan nuestros pares el proceso creativo y aquellos desafíos a los que ellos y nosotras nos enfrentamos.
Fue entonces, que con lo puesto, iniciamos una serie de entrevistas, que se basan en un mismo cuestionario que se ha aplicado a los entrevistado, y que hasta el día de hoy suman 4: Joanna Venegas de La Joyita;  Yorka Vega de Mañosa Cartonera y Bibliovega; Karen Peñaloza de Efímera Cartonera; y Rodrigo Durán de Cayó La Teja.
Este mes de Octubre viajaremos a Valparaíso para encontrarnos con nuestros amigos de Opalina Factoría, quienes estarán haciendo una lectura en la casa taller, y aprovecharemos de hacer su entrevista sin maquillaje. Luego volveremos a Santiago en busca de Luis Calderón de La Fonola Cartonera, y así pasaremos a Noviembre, para seguir registrando la labor cartonera que se realiza en Chile (ojalá).
Sabemos que hay bastantes Editoriales fuera de la capital, e inventaremos una forma de conversar con ellas y saber qué se está haciendo en otras regiones <3

Estas entrevistas las he publicado en mi canal de youtube: https://goo.gl/kZebnO
Puedes encontrarlas con el #estoessinmaquillaje, y duran entre 20 y 30 minutos.

Si eres una cartonera chilena y piensas que pasarás por Santiago, nos puedes contactar a nuestro mail para que programemos tu propio registro en video: contacto@lajoyitacartonera.com.

Elizabeth M Cárdenas


Nuestro Catálogo en Librería LIVIN, Santiago

A partir de esta semana, nuestros libros se encuentran en la librería LIVIN, ubicada en Santo Domingo 615, en Santiago Centro.

La estanteria que acoge a La Joyita Cartonera, Loquita Cartonera y otres amigues.

lunes, 26 de septiembre de 2016

“En la boca del lobo” de Elizabeth Cárdenas: Arrojarse desnuda y temblando | Reseña de Victoria Ramírez Llera


En la boca del lobo, ilustración de Elizabeth M Cárdenas (2014)

Por Victoria R. Llera

La desnudez tiene muchos ropajes: la piel al aire, la mirada sorprendida, la palabra que se dice sin pasar por el cedazo de lo correcto. De todas las desnudeces posibles, la poesía es la más descarnada. Es el cuerpo desollado, es el ojo que mira hacia adentro, es la palabra primigenia que no nace en la boca ni en las entrañas, es la lengua sagrada latente en el ADN que se iguala y se entiende para todos.

Escribir poesía es arrojarse fuera de sí mismo y quedar expuesto a la otredad, en medio del todo y con los mecanismos de defensa desactivados, muertos y vulnerables a la menor provocación. Así lo sabe Elizabeth Cárdenas, la poeta que nos convoca en torno a su libro “En la boca del lobo”.

Alegórica, sencilla, cadenciosa, lúdica, sugerente o melancólica; Elizabeth Cárdenas pasa por estos y otros matices en la reconstrucción del cuento de la pequeña desobediente, que elige su propio camino a pesar de saber que el terror podía sorprenderla. “Habíamos pensado en irnos lejos, / recorrer la senda desértica, / volar hacia un lugar reservado / como un éxodo natural”. Nuestra poeta, de hecho, se lanza a las fauces de ese lobo hambriento, de esa fiera con los colmillos afilados a sabiendas de que puede triturarle la carne, mas se arriesga porque sabe que la sangre renueva la tierra que mancha y hace nacer vida aun en la mayor aridez.

En los versos que componen este poemario, la autora propone imágenes que rescatan desde lo inquietante de lo cotidiano, como un teléfono que suena o el colorido de una feria libre, hasta la belleza inusitada de un desierto que florece o el cuerpo de “una mujer en blanco /con la cual hacer origamis”. Mención especial requieren las ilustraciones de Karen Peñaloza, quien se sumerge en la tradición cuentista y dialoga con ella desde hoy hasta lograr las representaciones que necesita esta nueva propuesta; todo esto enmarcado por la delicada confección de un libro cartonero hecho a mano.

Las páginas de este poemario invitan el lector a adentrarse en la espesura de los significados, en los entramados donde la emocionalidad se desprende de vivencias que nos pueden rozar a todos, pero que sólo desde la intuición de una mujer atravesada por el rayo de la palabra poética pueden escaparse de una muerte vulgar. “Fue algo que quisiste entender / pero que no existe / Y anhelas que suceda otra vez / En cambio de esta madera ardiendo, / un montón de hojas secas /escaleras que cruzan los muros / ventanas que abren los techos”. Porque el mundo duele, el amor duele, el miedo duele y el dolor se dice, se escribe y se pasa y la poesía sigue ahí, desnuda y como temblando.


Victoria R. Llera. 
Escritora por vocación, periodista de profesión. Autora de “Juntas y Revueltas” con Liz Gallegos, fundadora del grupo literario Sociedad Folla(G) e incesante lectora. 










Nota de La Joyita: "En la boca del lobo" de Elizabeth Cárdenas, primera edición de Editorial Calafate Cartonera e ilustraciones de Karen Peñaloza, publicado en 2013. Segunda edición de La Joyita Cartonera e ilustraciones de Elizabeth Cárdenas, publicado en 2014.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Contar nuestra historia con los otros | crónica

Las estadísticas me dicen que en general en las redes sociales, se replican las publicaciones pero no hay una lectura real o una revisión a conciencia de estas publicaciones, de los videos o las entradas en el blog. Hay un fenómeno que ocurre actualmente en la inmediatez de la información en frases de 120 caracteres, pero no hay una profundización. 
Jo, E M con Mariana Muñoz en su visita al atelier de La Joyita



Los proyectos son dinámicos
Esto es algo que he aprendido trabajando por un poco más de dos años en La Joyita. Sobretodo porque las personas cambian, cambian los intereses, cambia la vida. Estar atentas al cambio propio y grupal ha hecho que pueda yo disfrutar mucho más mi trabajo, y además podamos avanzar sin que sea un ejercicio dramático.

La historia es estática pero nosotras no
Esto lo he ido percibiendo durante el último año, en que nos han entrevistado personas de distintos contextos y por diversas investigaciones. Un día me di cuenta que a pesar de que tenemos una historia común, yo siempre repetía la misma historia, cuando en realidad mi percepción de mi historia y nuestra historia había variado. Así que más conciente fui incorporando en la narración palabras y hechos aún más significativos que nos ha ido puliendo como diamante.

Las palabras son importantes
Es importante lo que una se dice a sí misma de sí. Es importante lo que decimos a los otros de nosotras. Y hay pocas oportunidades de que alguien te escuche realmente. Con esto de las redes sociales, pensaba yo, hay mucha gente que está diciendo y haciendo cosas que me interesan. Hemos compartido constantemente este tipo de información. Las estadísticas me dicen que en general en las redes sociales, se replican las publicaciones pero no hay una lectura real o una revisión a conciencia de estas publicaciones, de los videos o las entradas en el blog. Hay un fenómeno que ocurre actualmente en la inmediatez de la información en frases de 120 caracteres, pero no hay una profundización. No quiero generalizar, pero es muy común, estoy notando eso.

La gente es importante
Creo que a pesar de que los proyectos tienen vida propia, a mí me interesa saber quienes son los motores de los proyectos. Es mayormente por la necesidad de vincularme, de conectarme con esas personas. Me puedo hacer parte de un proyecto, participar, hacerme actora de él, pero el vínculo es lo que caracteriza lo humano. Por eso tiene sentido para mí esto de las entrevistas en "Esto es sin maquillaje", para las cuales Joanna y yo preparamos unas preguntas que parecen muy fuera de contexto, pero tratan temáticas que queremos oir de estas personas. Es como hacer doble click en una imagen y encontrarse con el mega mundo fantástico y profundo.

La historia que una se cuenta es importante
El ejercicio de narrar tiene una fuerza tremenda, y así como en el sicoanálisis, cuando cuento es cuando me doy cuenta. Por eso este último año hemos conversado con diversas personas que han querido saber más de nosotras. Nos han grabado, nos han publicado en algunos diarios, nos han mencionado, y hemos buscado autores que nos interesan quienes también quieren saber nuestra historia. Esta semana nos visitó Mariana Muñoz, quien es del área del diseño y comenzó a trabajar en una investigación sobre la piratería editorial. En ese camino se encontró con las editoriales cartoneras, y decidió entrar ahí. Allí descubrió que las editoriales cartoneras no hacen piratería y que están generando nuevos contenidos, siguiendo una línea independiente y creativa, que está publicando a diversos autores ya sea noveles o consagrados. Y no digo con ésto, que todas busquen ésto, pero si nos referimos a los lineamientos de las primeras editoriales cartoneras, hay una búsqueda de salir de la hegemonía de la "industria editorial" que está poseída por intereses que no tienen que ver con cultura (muchas veces).

A veces escucho historias que quiero olvidar
Por curiosidad he querido acercarme a muchas personas, o dejo pasar a nuestro círculo cercano a personas que están en la "misma onda". Me ha tocado oir declaraciones acerca del mundo editorial que a veces me hacen sentir terriblemente idealista, o bien me  podría esa misma gente considerar una Loser (perdedora) por no corresponder a sus ideales en el asunto. La verdad es que hemos dicho (nosotras, Las Joyita) que buscamos desarrollar proyectos con gente que nos interesa; que afortunadamente tenemos trabajos remunerados que nos han permitido ir armando nuestro taller, y explorando nuevas técnicas; que queremos hacer un buen trabajo y que las publicaciones no salgan desprolijas; que queremos optimizar nuestro tiempo para -de paso- ser felices con el asunto. He pasado temporadas de mucho y sufrido trabajo. Este 2016 lo he pasado bien. Esta última semana me convenzo de trabajar un año más y sigo descubriendo gente como nosotras en el trayecto. FIN



Elizabeth M Cárdenas

jueves, 8 de septiembre de 2016

Esto es sin maquillaje | Cuestionario Cartonero



Esta es la época del año donde se celebran en Chile lo que llaman las "fiestas patrias", que es la conmemoración de la Primera Junta Nacional de Gobierno. La gente en este país suele celebrar la primavera haciendo asados (barbacue) compartiendo con amigos, van a pasear fuera de la ciudad en el feriado largo, entre innumerables actividades e ideas, sin mencionar la parte en que el exceso de alcohol está involucrado en accidentes y fallecidos. Y no es que Chile sea un país patriótico, ni preocupado de su memoria, sino que después de mucho tiempo se ha vuelto una oportunidad de mini vacaciones.

He pensado en el tema de La Memoria en cuanto la ciudad crece, se expande y las condiciones de vivienda han ido variando para ser más reducidas; hay una pequeña parte de la sociedad que aún tiene acceso a viviendas de espectaculares condiciones, pero eso es exclusivo. Este crecimiento significa además gentrificación. El barrio cambia y nosotros cambiamos. La típica pregunta que me asalta es cuando he circulado incontables veces por un lugar y repentinamente aparece el cambio: ¿Qué había antes aquí? ...a veces no lo recuerdo.

En este pensamiento, surge esto del cuestionario-cartonero. Quienes son los que están impulsando los proyectos en torno al movimiento cartonero. Y no me refiero solo a los proyectos de publicaciones terminadas y lanzamientos; sino me refiero a sus preguntas que se están haciendo en el momento de la creación misma. ¿Qué están pensando? ¿En quien están pensando? ¿Hacia donde se dirigen? ¿Qué buscan? etcétera.

Quizás es una idea muy ambiciosa, pero quizás con el tiempo lo iremos perfeccionando. Por el momento, iniciamos las entrevistas con nosotras mismas. Luego vienen los amigos que aceptan la invitación <3 Queremos que quede una memoria, un registro de lo que es nuestra libertad en movimiento.


viernes, 19 de agosto de 2016

SUSPIRAR VOMITAR Y MORIR EN EL AMOR | Presentación para libro de Roxana Palma Santibáñez por E Eme Cárdenas

Santiago, Agosto 18 de 2016

SUSPIRAR VOMITAR Y MORIR EN EL AMOR
Ideas sobre el primer poemario de la poeta de la Roxana Palma


El primer libro que publica la poeta Roxana Palma Santibáñez (1993, La Unión), tiene por título Suspiro, vómito y muerte. Un poemario que es una carta (como diría el filósofo Pablo Marchant), una carta de amor pero también una nota de advertencia.

El nombre que se ha escogido para este libro, a simple vista incomoda. Incomoda porque algo orgánico como es el respirar también es un requisito para la vida;  y comer es a la vez un placer, un pecado, y hasta puede ser una necesidad. Morir, es lo inevitable, lo único seguro. Y la poeta se nos acerca, nos entierra un cuchillo con un epígrafe de Sicosis 4:48 de Sarah Kane: De todas maneras estará muerta en diez años. Desde allí la  inquietud es implantada en nosotros.

El amor es parte importante en esta primera carta de Roxana Palma. El amor y el deseo, que a veces nos impiden respirar, nos quitan el sueño. Deseo no expresado y el la amante lejano lejana. A pesar de las advertencias, la búsqueda de la muerte nos atrae a la vida, que se nos aparece desbocada, traspasando las fronteras y el control del sujeto poético. Abandona su estado de abstracción de inmersión provocado por el anhelo del suicidio, para buscar la muerte en manos de la otra deseada. Un morir que se anuncia con el desequilibrio: el suspiro, las ansias; hasta que se da el primer y correspondido paso.

Roxana Palma Santibáñez, usando sombrero y capa, nos lanza sus primeros versos, para soltar una poesía que luego se desnuda en la palabra femenina, que se desborda en las hojas de este libro, haciendo que se escurran las tintas por las páginas, para confesar sus deseos. Ella, se convierte en La Heroína del poema, que se narra a sí misma e inicia su viaje de búsqueda y encuentro de La otra (Pilar, El Pilar, Su Pilar). Se libera de su represión, del estado de contención, para bailar y estallar en ese otro código; encontrar que -a pesar de la cercanía- la otra distante será siempre Una Otra y nunca Sí Misma: No eras más mía que del viento, eso está claro, / pero a veces, solo a veces me gusta creer que sí lo eres.

Todo marcha de manera imperfecta en esta escena porque este no es un cuento de hadas, Y el cuerpo avisa sobre el peligro: No hay que alegrarse tanto por un hallazgo. El vómito es inverso a la naturaleza: el cuerpo no digiere, se enferma, se intoxica, y es necesario liberarse desde las entrañas de aquello que nos hace mal. Es la náusea la alarma. Nos da la pista de que el dulce sabor que antes tuvimos no duraría demasiado. Ese estado de rechazo es la despedida del hallazgo: en el living de esta casa / que está perdiendo la batalla ante un invierno / que ha convertido cada alfombra en algas marinas, / -mi cuerpo flota sobre el océano-.

Aquí se nos aparece el trance de la heroína, destapada, honesta, cuando en el dolor de la enfermedad no hay nada que ocultar. La prosa poética revela la traición y el olvido en esta segunda fase del poemario: y tú vas a sentir que es lo máximo que te podría haber pasado en la vida y van a hacer el amor mientras toses y te va a dar fiebre de tanto que te agitaste y ella no va a parar y tú no vas a querer que se detenga porque se te olvidó la enfermedad y el puto remedio se derramó en la alfombra. Vomitar esa traición: Lavé mis dientes / siete veces antes de dormir, / si no sales de mi corazón / al menos te sacaré de mi boca.

En la tercera y última fase del poemario, se nos aparece la divinidad: La Heroína, Pilar y Muerte. La muerte de una proyección, del reflejo de nosotras en los otros las otras y la supervivencia de lo que es realmente esta heroína vengadora: No terminarás con la poesía, / La poesía me hará acabar contigo.

Esta aparición es engañosa sin embargo: ¿de quién realmente es esta muerte anunciada? ¿Del deseo? ¿De Pilar? ¿O del propio sujeto poético? Nos quedamos con esas preguntas, mientras la poesía va sacando en cara y reconociendo todas las carencias, las faltas, las traiciones imperdonables. ¿Porque qué  vale realmente la pena, como para permitir que la poesía muera? Si muere también moriremos nosotras nosotros, las creadoras y los creadores, los las amantes, las heroínas los héroes, que van de frente.

Y aquí viene la claridad que nos salva en el preciso momento: la poesía no viene desde afuera, viene desde dentro. Me dejaste sangrar / hasta desvanecerme, / ni siquiera bebiste / de mi sangre que tanto amabas / y se perdió como caudal de barro. Y como veranito de san juan, como último aliento antes de que nos cuente su poema, el hablante declara: No podrán esta vez adormecernos.

Suspiro, Vómito y Muerte es la exploración de la poeta en la temática del amor como vía acceso hallazgo ejercicio de búsqueda de su propia voz. La exploración de sus obsesiones a través del flujo de la conciencia. Esa voz que se despierta y  desborda en varias secciones de este poemario para inundar y darle una ruta a su trabajo. Es una promesa de nuevas lluvias, de nuevos libros y de poesía hablada desde el cuerpo y la conciencia femeninas.


Elizabeth Cárdenas
Poeta y Directora de La Joyita Cartonera

jueves, 28 de julio de 2016

“Heroína”, de Eliza Adonis: La poesía como arma de rescate



“Siempre se trató de dar el paso en falso
hacia la derecha de la página”.

Por Victoria R. Llera

En el proceso de escribir poesía conviven dos aspectos paralelos: uno que involucra el qué se quiere decir, la conceptualización poética de una idea con miras a la construcción de un mundo y un lenguaje propio, y otro que tiene que ver con el ejercicio físico mismo, ese donde la palabra se vuelve mancha sobre el papel y desciende, cae tan libre como el poeta lo permita, atravesando la hoja con cada verso que configura ese pequeño universo creado. Heroína, de Eliza Adonis, es la perfecta metáfora de ese segundo aspecto: su recorrido poético está inspirado en la aventura de Amelia Earthart, la avezada aviadora que intentó dar la vuelta al mundo siguiendo la línea del Ecuador, y cuyo destino es todavía un fascinante misterio.

El corpus poético de Adonis comienza en la caída del Electra y hace propia la voz de Amelia, quien aterriza finalmente en territorios aún más desconocidos, esos donde la heroína cavila acerca de las complejidades de conectar con la otredad, del sentido de lograr una conexión con el otro o la necesidad de mantenerse volando incluso a riesgo de caer al vacío, a las honduras donde sólo pueda encontrarse la muerte, o quizá peor, la soledad.

“Amelia, ¿de qué te sirve volar?”. La pregunta aparece cuando la aviadora, piloteando el Electra, reflexiona sobre la posibilidad de permanecer toda la vida sola, de dormir toda la vida sola en una cabina que está hecha un desastre, y persevera en la aventura. El hablante lírico en Heroína no despega hacia las alturas de lo sublime, no pretende alcanzar un estado de gloria o inscribirse en la historia como responsable de una gran hazaña, por el contrario, sabe que la vida es un viaje “de vacío en vacío” donde puede ser devorada por un territorio imaginario, donde sólo saltando hacia lo desconocido se puede disipar la amargura del corazón anclado en la tierra.

Hay en la poesía de Eliza Adonis una construcción de mundo a partir de un misterio no resuelto, que ella moldea a través del lenguaje para dar vida a su propia respuesta. En Heroína, la autora asume la responsabilidad poética de hacer aparecer aquello que falta en el mundo, así como Huidobro exhortaba a no cantar a la rosa, sino a hacerla florecer en el poema, y lo hace tan bien que podemos verla, después de la caída, levantándose en el lugar de Amelia, sacudiéndose el polvo de la caída, para hacer aparecer a una nueva heroína y hasta una visión de dios, “pegado al sueño parcial / atado a esas otras ficciones/ que nada tienen que ver con la travesía”. Vuelvo a Huidobro: así como Altazor cayó con su paracaídas para mostrarnos una travesía poética sin referente, Heroína se lanza al vacío sin más artículo de seguridad que la palabra. “Al final de todo viaje / sólo nos quedan las palabras / bailando / rotas y lúcidas”.



Victoria R. Llera. 
Escritora por vocación, periodista de profesión. Autora de “Juntas y Revueltas” con Liz Gallegos, fundadora del grupo literario Sociedad Folla(G) e incesante lectora. 










Ilustración: Elizabeth Cárdenas


viernes, 22 de julio de 2016

Nuevo dominio

¡Desde hoy tenemos un dominio propio!
Nuestra página de blogger se llamará desde hoy www.lajoyitacartonera.com 
Y nuestro nuevo mail es contacto@lajoyitacartonera.com
<3

martes, 12 de julio de 2016

Atención! Talleres Gratuitos de La Joyita Cartonera


INVITACIÓN
========================
Cerradas las inscripciones

gracias por participar
========================

Queridos Lectores, Seguidores y amigos interesados en la Encuadernación:

Estamos trabajando en varios proyectos, y queremos invitarlos a participar durante el proceso de la confección de libros y portadas, participando en una serie de talleres ::gratuitos:: que realizaremos durante las próximas semanas.

OJO: Con estos conocimientos estarás en condiciones para fabricar tus propios cuadernos y libros en casa y utilizando herramientas y materiales disponibles en casa. 
Cartón, materiales y herramientas los provee La Joyita Cartonera.
Aparecerás en los créditos del Proyecto como Colaborador(a).
El taller tiene una duración aproximada de 3 horas.
Se realizarán los días sábados en la tarde.
Dirección por definir (puede ser Santiago Centro o Ñuñoa).

En estos talleres aprenderás lo siguiente:
-Tratamiento del cartón
-Reconocimiento y uso de las diversas herramientas y materiales
-Pautas del plegado del cartón y papel
-Guías para la confección de collage


¿Cómo participar?
-Inscribirse al email lajoyitaeditora@gmail.com
-Cupos limitados a 5 personas por taller.
-Quorum mínimo de 2 personas.

Requisitos:
-No tienes que tener conocimientos previos
-Se ruega puntualidad
-Se ruega compromiso.
-En caso de no poder asistir al taller, se ruega avisar con anticipación para
hacer correr la lista de espera.




viernes, 8 de julio de 2016

Ensamblaje y el texto femenino interminable | por Alejandra Águila

"La materialidad y la obra se vuelven en Ensamblaje un lenguaje distinto, que responde a la incomodidad de las autoras por la lengua patriarcal canónica. El vino, por su parte, cumple la labor de emulsionar todo el texto, trastocando nuestros sentidos y embriagándonos de placer y satisfacción por esta escritura."


Santiago, 28 de Junio de 2016 - En el Estravagario de la fundación Neruda.

Estimados todos:
Primero que todo, muchas gracias a Elizabeth Cárdenas, editora de La Joyita Cartonera por invitarme a viajar estos 1000 kilómetros y presentar esta fantástica obra, agradezco también a las poetas por invitarme a prologar su texto y al Estravagario por abrirse a la realización de estas actividades.
Esta noche nos reúne la poesía, la poesía de cinco autoras: Denni Zu, Mónica Montero, Katta Urbina, Des Atada y Elizabeth Cárdenas; sus obras son las cepas que dan paso a la configuración de vinos y varietales, y que reunidas nos han podido entregar una excelente obra o blend.
Ensamblaje se inserta dentro del campo literario nacional en una época en la que es muy complejo mencionar el concepto de generación, pues incluso en este mismo texto tenemos a las más variadas creadoras, todas muy activas en el circuito cultural nacional, pero no adictas a los nombres que les puedan entregar una clasificación ni una organización estamental. Tal vez algo que las puede definir tipológicamente es el texto femenino, el que tal como menciona Carmen Berenguer, en el discurso del recibimiento del Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda “Un texto femenino se reconoce por el hecho de que es interminable siempre, sin finales: no hay clausura, el texto no termina, el texto femenino sigue y sigue y llega al punto en que el volumen se acaba pero la escritura continúa y para el lector esto significa algo así como ser lanzado al vacío, por eso para muchos es difícil de leer”. Sin embargo, es por esto que estamos abiertos a su continuidad.
La escritura y en particular la poesía de mujeres se asocia y se ha asociado siempre a un devenir romántico y sensual, pero nunca está bajo la idea de transgresión ni política. Sin embargo, en Ensamblaje estos conceptos resultan pertinentes, porque no solo el quiebre del logos es representado por estas poetas, sino también en su materialidad. Esta obra está teniendo su primera edición en La Joyita Cartonera, micro editorial que tiene entre sus haberes más de 10 títulos y que ha penetrado en el circuito nacional con mucha gallardía, incomodando mediante las imágenes de sus obras, la tipografía y el material cartonero.
La materialidad y la obra se vuelven en Ensamblaje un lenguaje distinto, que responde a la incomodidad de las autoras por la lengua patriarcal canónica. El vino, por su parte, cumple la labor de emulsionar todo el texto, trastocando nuestros sentidos y embriagándonos de placer y satisfacción por esta escritura.
Comenzamos a saborear con Des Atada, quien nos presenta una sinuosa combinación de versos en los que encontramos una profunda búsqueda al sentido de nuestro quehacer humano, un regreso a la memoria y una reflexión de las cotidianeidades de la vida. Seguimos con Denni Zu, quien se burla de la seriedad del convite con poemas que tocan la sexualidad, el desenfreno, la locura y lo primitivo. Luego saboreamos los textos de Mónica Montero, quien le agrega complejidad a esta mezcla de sabores. En sus poemas se cuestionan las identidades femeninas, se narran sensualidades y se evocan silencios sepulcrales. Luego es el turno de Katta Urbina, esta poeta evoca a las diosas grecolatinas para que podamos sentir la corporalidad de sus palabras. Su texto nos lleva a otro lugar, en el que este mismo festín se hace poema y meta poesía del mismo poemario. Bebemos el último sorbo con Elizabeth Cárdenas, quien nos deja la misma intensidad del brebaje. Esta poeta reúne silencios, cuerpos y espacios en un dinamismo inigualable; trabaja problemáticas contemporáneas y se ríe de la materialidad actual. Finaliza esta obra “La Renacida”, poema de esta última autora, que conjuga la sensualidad y profundidad de este “Ensamblaje”.
Estas poetas alcanzan la excelencia gracias a la contribución de cada una de sus cepas, esto es lo que hace que este texto sea tan atractivo. A continuación los invito a deleitarse con “Ensamblaje”, poemario con el que podrán saborear diferentes colores de la poesía, escrita por estas cinco mujeres chilenas.
Muchas gracias.


Alejandra Águila M.
Crítica literaria








miércoles, 22 de junio de 2016

La Joyita en CineArte Alameda | Concierto de Matorral



La Banda Chilena "Matorral", liderada por Felipe Cadenasso, ha dado que hablar durante este último año. El nuevo disco "Gabriel" lanzado en 2016 se ha ganado varios premios tanto en Chile como en otros países de la región, incluyendo en los premios PULSAR.

El próximo Jueves 28-Junio-2016 a las 20 hrs. se realizará el lanzamiento oficial de este disco en el CineArte Alameda (Alameda 139, Metro Baquedano, Santiago).

Nuestros amigos estarán vendiendo discos desde las 18 horas, e incluso realizarán un #VinodeHonor antes de su concierto :)

La Joyita Cartonera estará en el evento con sus libros cartoneros a un muy buen precio!

No se lo pierdan.

martes, 14 de junio de 2016

Taller de Escritura y Género de Carmen Berenguer | Desde Julio 2016


Este es el momento: La mítica poeta chilena Carmen Berenguer, quien actualmente es candidata al Premio Nacional de Literatura 2016, inicia el Taller de Escritura y Género.

OBJETIVO: revisar y realizar un proyecto de libro durante su ejecución. Y revisitación de textos de apoyo a la escritura.

Por ejemplo:  En lo femenino y lo sagrado en un bello libro de la filósofa y feminista francesa Catherine Clément, la psiquiatra y lingüista Julia Kristeva dice sentir haber acertado una intuición “que existen otras lógicas. Se trata de lógicas del inconsciente, ritmos y polifonías de la música subyacente a la palabra: un infrasentido, al igual que  hay infrasonidos”. 

Los libros hermosos están escritos en una especie de lengua extranjera. Proust, contre Sainte- Beuve

El Taller de ‘Escritura y Género’ se impartirá mediante lecturas de libros:
‘Escritura y Temblor’ de Patricio Marchant
‘El Género en Problemas’ de Judith Butler
‘Cuerpos en disputas’ de Judith Butler
‘Cuerpo a cuerpo con la madre’ de Luce Irigaray
‘Crítica y Clinica’ de Gilles Deleuze
‘El segundo Sexo’ ‘la Vejez’ de Simone de Beauvoir
 ‘La trevesia amorosa de la maternidad’ de Julia Kristeva.

CUANDO: Una vez a la semana, martes a las 7 p.m. de la tarde. En Plaza Italia

INSCRIPCIONES: Fono 222228673

Lares y Manjares: poesía cubana de Maria Elena Blanco | En progreso


La Poeta Blanco es una ciudadana del mundo, y eso se nota en la poesía de Lares y Manjares, el nuevo título de La Joyita. Un adelanto de este trabajo, se presentó el 7-Abril pasado, en el Espacio Estravagario de la Fundación Neruda. Tuvimos la suerte de escuchar su poesía, que denota la visión de una ciudadana del mundo. 
María Elena Blanco es además ensayista y traductora, Desde hace más de dos décadas se desempeña como traductora en diversas sedes de las Naciones Unidas y ha sido jefa de la Sección de Traducción al Español de esa Organización en Viena, Austria.
Pronto más noticias sobre la publicación de este trabajo <3