lunes, 14 de diciembre de 2015

Bobby Sands es chileno | por Elizabeth Cárdenas

¿Qué por qué Bobby?
La primera vez que leí un poemario de Carmen Berenguer, era un libro pequeñito, que consideré bello porque generalmente uno anda con un libro de poesía en la cartera. Era una edición de Mago Editores, llamado "La casa de la poesía". No recuerdo cuántas veces lo leí y seguramente ya no está en mi biblioteca porque las cosas buenas a veces son llevadas por las amigos, y se demoran en regresar.
El año 2014, participé en varios ciclos del taller de crítica literaria de Alejandra Águila, quien es magister en Literatura Latinoamericana, de la PUC. Y fue el mejor momento de encontrarme con el primer poemario de Berenguer que data del año '83. Creo que yo estaba despierta en esos días, porque cuando vi los poemas proyectados en la pared, algo sucedió, algo profundo, y para mí este poemario es fuerte y profundo. Desde entonces ya no pude dejar de amar la poesía de esta poeta. Es que dicen que cuando lees un poema en voz alta, es una experiencia distinta a leerlo, pero verlo proyectado es una otra-cosa. Es que este poemario, es poesía visual, de acuerdo a lo que comentó la poeta el pasado viernes 11 de diciembre, en el Café Literario de Parque Bustamante.
Desde que conformamos el proyecto La Joyita Cartonera, una de nuestras ideas ha sido incluir en nuestro catálogo autores emergentes o mejor dicho nueva poesía, pero también es un quid de nuestra editorial incluir en nuestro catálogo aquellos autores que consideramos como nuestra Obra Gruesa, la fundación. Pensamos en algunos nombres, y como quien no tiene nada que perder, decidí escribir a una triada. Quien primero respondió a nuestro llamado fue Carmen Berenguer: ella nos preguntó qué por qué queríamos publicar Bobby Sands, y en ese momento le explicamos lo mismo que yo estoy escribiendo ahora. Porque la poesía de Carmen Berenguer es atemporal; Bobby Sands desfallece en el muro también lo es. Y han pasado más de treinta años desde que la poeta leyó acerca de este poeta y activista irlandés y siguió el impulso ese de escribir esos tercetos a los que después dio forma.
Pasaron casi seis meses después de esa conversación, y ahora, a unos días de haber realizado la presentación de nuestra edición cartonera, es que puedo agregar algunos hechos notables que se produjeron durante el proyecto.

Enlace local
Una de las más importantes aristas de este diamantino proceso, fue el llamado a la colaboración en este proyecto públicamente. Principalmente buscaba incluir gente de nuestro entorno, amigos que participan en otras editoriales, dibujantes, artistas, aunque nuestro llamado solo indicaba colaboradores, sin ningún calificativo ni conocimiento. La idea, era documentar gráficamente el proceso del equipo, durante el desarrollo, debido a que Carmen Berenguer nos solicitó este tipo de registro, para poder hablar de los Bobby Sands que han cobrado vida desde 1983. Pensábamos en "cartonear" juntos, leer los poemas, hablar sobre la estética de los '80, hacer las tapas en casa o agrupados, pero sobretodo estar juntos para cocrear. Respondieron varios amigos que están cercanos al movimiento cartonero en Santiago, y algunos de ellos son dibujantes e ilustradores, a los cuales hemos visto en su proceso de desarrollo, por varios años. Asi que, aunque el tiempo para juntarse era muy poco, muchos lograron coincidir después del trabajo, y realizamos varias sesiones nocturnas y de fin de semana. Debo destacar el trabajo de Rodrigo Durán que dirige "Cayó la teja Editorial" (ex Costalazo); Karen Peñaloza, ilustradora y miembro de Loquita Cartonear y Efímera Cartonera; de Victoria Lozano, de Manos a la Obra Cartonera; Romy Riq y muchos amigos que han aportado su cuota en la construcción de este sueño; y claro está, destaco el trabajo de mi equipo de La Joyita. Gracias a estos encuentros hemos madurado en el trabajo, ampliamos nuestra red, esa red de colaboradores que nos sostiene. Es subiendo la montaña la mejor manera en que puedes conocer a alguien, me comentó un compañero de ruta alguna vez. Y tiene razón. 

Enlace internacional
Luego que Carmen Berenguer nos dio permiso para publicar su poemario, hicimos un afiche digital para contarle a nuestros amigos y seguidores acercca de nuestro nuevo proyecto. Fue entonces que nos contactó Bárbara Fernández, quien está realizando un doctorado en estudios hispánicos en la Universidad de Edimburgo, en Escocia. Carmen Berenguer nos había contado que había una estudiante en Europa que trabajaba en una investigación sobre Bobby Sands. Luego supe que se trataba de Bárbara. Nos empezamos a comunicar via electrónica, y ella compartió conmigo algunos de sus notas sobre el texto, notas acerca del contexto del Bobby Sands que fue activista del IRA y miembro del parlamento británico. Esto sumado a lo que la poeta compartió con nosotros sobre el proceso creativo del poemario, dio mayor profundidad a nuestra experiencia. Establecimos un canal de comunicación. Cuando nos contó que vendría a Chile en Diciembre de 2015, surgió la idea de que presentara el libro,  y Bárbara aceptó. Caía de cajón que la mejor persona para trabajar en el prólogo era ella misma, así que no lo pensé dos veces y le conté. Su prólogo es una invitación a la lectura, es un contexto para nuestro trabajo y la atemporalidad de este poemario. ¿Qué más podíamos esperar?

La triangulación
Creo que lo más importante fue que Carmen estuvo de acuerdo en el texto que escribió Bárbara para prologar. Pero algo sucedió después. Cuando ya tuvimos los libros y los presentamos a Carmen, ya veníamos con un camino de reflexión sobre las ideas del poemario, las imágenes de los poemas, el trabajo visual de las portadas. Entonces hubo tiempo de mirar hacia atrás y decir "¿Cómo fue que llegamos hasta aquí?". Y entonces aparecieron las ideas de Bárbara, de Carmen y de nosotras mismas, sobre cómo Bobby Sands desfallece en el muro se volvió un poemario atemporal, cuyo protagonista sigue muriendo de hambre en un espacio distinto a esta realidad, y que deja de ser un obrero, un poeta, un ser humano, para volverse un héroe que se sacrifica en pos de algo mayor. La tortura que sufrió siendo preso político en la cárcel de Maze, bajo el gobierno de Margaret Thatcher, y su huelga de hambre que lo llevó a la muerte, lo inmortalizó. 
Dice Carmen que el mismo poemario fue publicado anteriormente por dos cartoneras, cuyos nombres no recuerda. Cartoneras de Chile. Y resurge la interrogante sobre qué tiene el movimiento cartonero con él, cuando en Escocia la figura de Bobby Sands y la existencia de este poemario, es casi desconocida. La imagen de Bobby Sands resurge de manera reciente en Irlanda.
Y es en la presentación y en la revisión del registro de ella, cuando respondemos nuestras interrogantes. O al menos cerramos una etapa.

La presentación en Chile
El pasado viernes 11 de diciembre se realizó la presentación del poemario "Bobby Sands desfallece en el muro", en el Café Literario de Parque Bustamante, en la comuna de providencia. El equipo representado por Claudia Pezo, nos brindó a todo momento las facilidades para llevar a cabo nuestro lanzamiento de manera exitosa. Contamos con la presencia de más de sesenta personas, entre las cuales había público seguidor de la poeta, familiares y amigos. Carmen Berenguer dijo que nunca había leído completamente el poemario en público y dijo que leería algunas cosas, pero para nuestra sorpresa, realizó una lectura completa.
Fue el mejor cierre del año. Nos permite soñar en otras publicaciones, en insistir hasta llegar a esos maestros y maestras que tanto queremos. 
Soñaré con un 2016 radiante en letras, en amigos y proyectos verdaderos.

Agradezco a todos quienes brindaron una pisca de amor en el proceso, amor por los libros, por nuestro trabajo y por sobretodo, amor por la poesía, que como decía en mi discurso de presentación nos salva en todo momento <3

Bobby Sands desfallece en el muro: el sacrificio de un mártir | prólogo de Bárbara Fernández

Prólogo
Bobby Sands desfallece el el muro: El sacrificio de un mártir.

El primer poema de Carmen Berenguer, Bobby Sands desfallece en el muro (1983), fue confeccionado artesanalmente por la autora, quien mecanografió y empastó un número reducido de copias de este. Carmen elaboró estos libros y los dejó circular en grupos de lectores que, de mano en mano, compartirían sus versos. El poema deja las manos de su autora cuando ella lo cede de manera generosa y clandestina a sus lectores. El texto ha continuado circulando de diversas maneras, y hoy vuelve a ella.
El Bobby Sands poético de Carmen Berenguer vuelve, una vez más, articulado de manera artesanal, hecho a mano, desde la creatividad y la resistencia al modelo de edición en serie que la editorial La Joyita Cartonera expresa en la confección de sus únicos libros. Es decir, cada copia de Bobby Sands desfallece en el muro en su edición cartonera será singular e irrepetible. Es posible que la presentación de esta edición de Bobby Sands desfallece en el muro sea el primer lanzamiento oficial de este libro, luego de más de treinta años transcurridos desde su primera producción autogestionada.
En mayo de 1981, en la cárcel de Maze en Belfast, Irlanda del Norte, muere el activista republicano Bobby Sands. La causa de muerte fue por inanición y las consecuencias de una huelga de hambre que empezó sesenta días antes. La decisión de comenzar una hambruna voluntaria tiene su origen en las condiciones en las que Sands y sus compañeros de lucha se encontraban dentro de la prisión. Para Sands, su estatus como interno no era igual al de un delincuente común, sino la de un prisionero político. La intransigencia de la primer ministro británica de ese entonces, Margaret Thatcher, quien se negó reconocer que los activistas norirlandeses estaban encarcelados por causas políticas, generó la radicalización de las protestas al interior de la cárcel de Maze, llevando a Bobby Sands a una huelga de hambre que culmina con su muerte.
Al leer la prensa de la época en Chile, Carmen Berenguer se entera de la trágica muerte del activista norirlandés. Impactada ante su resistencia y voluntad de lucha, Berenguer toma lo que obtiene del artículo que lee y comienza a articular a su propio Bobby Sands. Es sabido que el activista escribía poesía y mantenía un diario, en el cual plasmaba sus reflexiones y describía las torturas a las que era sometido diariamente. Sin embargo, Carmen Berenguer accede a sólo un par de citas de la escritura de Sands en aquel periódico de mayo de 1981. Sin mayores detalles, Carmen se apropia de la voz de Sands y utiliza su llamado a escribir sobre las “tribulaciones del hambre”. Para esto, Berenguer realiza una acuciosa investigación sobre los efectos del hambre en el cuerpo humano desde una perspectiva médica. El poema se configura como un diario de muerte, indicando cada poema el día en el cual el Sands poético se encontraba en relación a su huelga de hambre.
El detalle, verso a verso, de cómo su Bobby Sands lentamente muere en cautiverio, en sacrificio por una causa que cree justa, es una imagen que evidentemente cala en la sociedad chilena. Esto no es sólo tomando en cuenta a los lectores de la década de los ochenta, en un Chile gobernado por una dictadura militar, sino que en su resurgir actual el texto sigue llamando a la resistencia. Si bien la resistencia del día de hoy no es la misma de hace treinta años, pues se superó al régimen dictatorial, hoy se resiste a los principios perversos del capitalismo. Ese Bobby Sands poético que muere por sus ideales en el escrito de Berenguer es aquel que, simbólicamente y en la actualidad, muere diariamente en el encierro de la falsa idea de libertad que predica modelo económico impuesto en dictadura.
La muerte de Sands en el poema se va develando en reversa. A medida él deja el sustento del alimento, su voz revela su lucha contra las condiciones de su cautiverio y contra su propio cuerpo. Desde los labios, la boca, la garganta hasta el estómago, el Bobby Sands de Berenguer establece un acto de habla en reversa, hacia el interior, en oposición a sus vómitos por falta de alimentación. El poema muestra de manera gráfica, en caligramas o graffitis en la página, la pudrición del cuerpo, la desesperación, el encierro y la inminencia de la muerte.
En visiones o alucinaciones, el Bobby Sands de Carmen Berenguer añora la bandera de su “amada Irlanda” instalada en los acantilados. Visualiza campos de maíz en los cerros. Desde su encierro, la voz poética enuncia una quimera por la vida. Al soñar con las alondras, el Bobby Sands poético contempla la vida, la libertad que él no tiene, pero que podría venir como consecuencia de su lucha, de su sacrificio, en la emancipación que eventualmente gozarían los suyos.
El día 44 de este diario de muerte enuncia el carácter de la lucha de Bobby Sands en el poema:
Día 44
Entrego mi vida como una acción de amor
Me entrego a una agonía lenta
Como único modo de cambiar
la pólvora por jardines de paz
Como única forma de esperar la alondra
y nuevas primaveras
Como único sostén para limpiar
las heridas de Cristo torturado. (29)

Es un amor incondicional lo que lleva a Bobby Sands a sacrificarse. Este amor responde a un compromiso profundo con una causa y sus ideales. Su agonía y lenta muerte son factores que dictan el ritmo de su resistencia en el poema. Berenguer utiliza la palabra ‘agonía’ a propósito, pues esta implica que se está haciendo un vínculo entre el sacrificio del activista y el de Cristo. Etimológicamente hablando, la palabra agonía proviene de la raíz ‘agon’ del griego que se refiere a una lucha mental y también física, en el sentido de lidiar con una angustia o pasión, como fue en el caso de Jesucristo, descrito en los evangelios.
Otro aspecto a considerar desde estas líneas, que tiene directa relación con una lectura religiosa del sacrificio de Bobby Sands en el poema, es que existe una enunciación de carácter trinitario en la enunciación del hablante en la tríada de “únicos” establecidos en aquellas líneas. Bobby Sands comprende que su sacrificio es la “única” forma de lograr lo que busca. Así, él sacrifica su propia vida por el bien de otros, en un acto de amor incondicional. La naturaleza trinitaria de la inmolación de Bobby Sands se puede comprender en primera instancia como un sacrificio para encontrar la paz, tomando en cuenta que su muerte tendría un significado que trasciende el conflicto con el Reino Unido liderado por Thatcher, y que resolvería su activismo independista en Irlanda del Norte, para finalmente lograr que Irlanda sea una sola. Es claro también que, desde una perspectiva chilena, el poema se refiera a la añoranza del fin de la dictadura de Pinochet.
En segundo lugar, su sacrificio anticiparía tiempos mejores, de libertad y una nueva vida para su causa, estos en el símbolo de la alondra y de la primavera comprendida como una renovación de la naturaleza y de una gran esperanza. Al final de la cita, el Bobby Sands de Berenguer se refiere a sí mismo como el sostén de Cristo mientras este es torturado. El hablante del poema entra a la historia de la pasión de Cristo, resiste sus dolores con él y limpia sus heridas tal como lo hiciesen Nicodemo y José de Arimatea de acuerdo al Evangelio de San Juan. El Bobby Sands poético se une a Cristo, formando un ser con él. Esto pone de relieve que Sands en el poema se convierte en un agente catalizador del amor en su lento camino a la muerte por inanición y así se convierte en un mártir norirlandés, luchando por la paz. El sacrificio de Sands en el poema puede comprenderse desde una perspectiva chilena ya que hace referencia a todos aquellos que fueron víctimas de tortura y abuso, y que, pese a ello, permanecieron fieles a sus principios. Cada víctima de tortura en Chile durante la dictadura de Pinochet pudo haber sido otro Bobby Sands en agonía. Tal como él, esos prisioneros chilenos fueron encarcelados por pensar distinto. El acto de amor a través del cual el Bobby Sands del poema sacrifica su propia vida por una causa trae imágenes de terror y dolor, así como establece de manera clara que ningún sacrificio es posible sin agonía.
El poema Bobby Sands desfallece en el muro de Carmen Berenguer es un homenaje a un activista que ocupó su sacrificio como ejemplo. El Bobby Sands histórico no luchaba porque su encarcelamiento estuviese fuera de la ley o porque solicitase su libertad inmediata. El problema fue la categorización de su encierro. Bobby Sands resistió con toda su vida y murió luchando por ser reconocido como un prisionero político.  El Bobby Sands que Carmen Berenguer articula reconoce al Bobby Sands histórico y lo eleva a la categoría de mártir, lo que muestra un gran respeto por todos quienes deciden permanecer fieles a sus ideales. Carmen Berenguer abraza y exalta a todos quienes lucharon contra la dictadura y que, desde el encierro, resistían embates ideológicos y físicos que eran las torturas a las que se veían sometidos.
Este poema es el primer trabajo publicado por Carmen Berenguer. La calidad de sus tercetos y sus juegos con las estructuras gramaticales y sintácticas más allá de ser claros ejemplos de la habilidad de su pluma, dejan en claro que la resistencia y la subversión se llevan a todo nivel. Carmen Berenguer desafía al lenguaje y a la convención clásica y canónica de hacer poesía. Este libro augura que la obra de Carmen Berenguer es y será potente, y que su voz poética se ha establecido como una de las más importantes de la poesía de chilena de mujeres. Carmen y su obra merecen todo tipo de atención y reconocimiento.   
Es importante reflexionar en torno a la forma en que este texto ha sobrevivido y conmovido a tantos lectores y lectoras. Esto es señal de que Bobby Sands desfallece en el muro trasciende a su propia época. Es de ver las reacciones a este poema desde una lectura transatlántica, desde la raíz que motiva la existencia de este libro, en Irlanda. Quién sabe, tal vez más temprano que tarde, el Bobby Sands chileno vuelva a su amada Irlanda y a sus acantilados.
Noviembre 2015

Bárbara Fernández Melleda
PhD candidate in Hispanic Studies

University of Edinburgh

martes, 1 de diciembre de 2015

Libros pequeños para grandes y chicos

El sábado pasado realizamos nuestro primer taller público. Digo público, porque hasta ahora habíamos estado enseñando en nuestro taller, a nuestros amigos colaboradores. Y tras una invitación del Huerto Hada Verde, ubicado en la comuna de Ñuñoa, preparamos un taller para confeccionar libros.
Aunque no era cualquier libro, se trata de formatos que estén orientados a facilitar la lectura a los niños y niñas. Es por esto que estuvimos preparando un taller para grandes, en donde confeccionáramos libros que puedan ser confeccionados con o por niños y niñas.
La Joyita Cartonera, está integrado por escritoras y poetas, entonces parte de nuestro valor agregado es incorporar la creación literaria a nuestros talleres. 
A veces invocamos a los autores leyendo su poesía para así ponernos a trabajar, o incorporamos algunos consejos sobre qué y cómo escribir.
Estuvimos tres horas trabajando, en las cuales revisamos tres formatos distintos de libros. Las mujeres que participaron en el taller, tenían como nosotros el deseo de fomentar la lectura en los niños. Así que se volvieron expertas en tres formatos y luego finalizamos con una actividad de creación, de la cual emergieron preciosas ideas, por las que estoy muy feliz, pues fueron demasiado creativas.
Como siempre, parte importante del éxito de un taller, es que los alumnos estén dispuestos a romper sus paradigmas de conocimiento, de academia, de nerviosismo, etc., para volverse seres juguetones <3


Fotos y textos por Eli Cárdenas.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Un niño que lee es un niño que escribe


Quizás este post habla de muchas cosas que me están dando vueltas a la vez, pero quería partir con la participación de nuestra editorial en algunos talleres y conferencias que se realizaron en torno a la literatura infantil y juvenil en Chile, durante la FILSA. Vino de visita Ana Garralón, una lectora ávida y editora de libros para niños, que además tiene una pequeña libreria, que también es experta en libros para niños.
El ministerio de Educación estuvo haciendo clínicas con editoriales y expertos, para analizar la situación en nuestro país de lo que denominaron LIJ (Literatura infantil y juvenil), de manera de establecer -creo yo- mejoras en cuanto a los textos obligatorios en la enseñanza básica/media, y el trabajo con el mundo editorial.
Hubo también muchos talleres con editores, autores e ilustradores, para trabajar con un formato que se ha vuelto importante, llamado libro informativo. Si antes fueron los libros álbum -la ficción-, hoy un libro informativo es lo que se quiere usar para poner el conocimiento de la realidad, de una manera que los niños y niñas incorporen el conocimiento a través de estos libros.
Según la experta Ana Garralón, todavía hay un área pequeña que se está empezando a desarrollar. Pero lo que vimos es que el mundo editorial que es un negocio hoy en día en Chile, intenta buscar las claves del éxito. Y Garralón dio en el clavo: Editoriales ¿por qué buscar hacer lo que vende, por qué hacer lo que será escogido por el consejo para incluir en el maletón literario? ¿por qué hacer libros obligatorios y aburridos?
Desde hace un tiempo -desde que comencé a desarrollar la ilustración como parte de los atributos de La Joyita-,  he estado revisando distintos discursos y recursos, textos, libros, conversaciones con amigos y amigas, de modo de hacer una revisión o actualización del proceso de publicar nuevos títulos, y poder mirar nuestro trabajo con ojos más críticos también. Un año de trabajo conlleva aprender algunas cosas pero también temas que revisar, tanto organizacionalmente como creativamente.
Podemos ver que el mismo proceso se está produciendo en otras editoriales cartoneras también, incluyendo en el trabajo estético y artístico, investigación tanto en el área de los temas que queremos tratar en los libros, así como herramientas Editoriales que nos permitan hacer un trabajo más fluído con nuestros autores. Destaco el trabajo en torno a la ecología y huerto ("Compostaje", 2015) que presentó Efímera Cartonera el pasado 7-noviembre; como también el cuento ilustrado "Sobremesa" (2015) de Varonas de cartón, en torno a los DDHH; o en cuanto a la autobiografía y la naturaleza, que presentamos en La Joyita (Patio, 2015).
Mi reflexión hoy es que buscamos lectores que no estén obligados a leer, sino que la lectura sea parte del ser lúdico en que el ser humano descubre y disfruta un libro. ¿Pero cómo se logra que alguien llegue a ese punto? Según Ana Garralón los mediadores no tienen que hacer nada, cuando un libro está bien hecho. El lector lo descubre y lo entiende sin mayor apoyo de un guía.
He visto que en las ferias que hemos estado realizando en el Café Literario de Parque Bustamante, la gente aún se vuelve tímida cuando se enfrenta a una mesa de libros. Los miran por fuera, pero no se atreven a tomarlos... es por eso que es importante alguien atento a ese estado, y más que alguien silencioso, me parece que nosotros nos tenemos que volver también juguetones.
Y no he visto este estado de timidez solamente de lectores jóvenes ante libros infantiles... sino que hablo también de lectures de distintas edades ante libros filosóficos, novelas, fotografía y poesía.
Estamos en un proceso donde algunos recién en pañales buscan donde dar el clavo, como lo es en el "negocio" editorial. Mientras que puedo darme cuenta, que requiere este trabajo de un desarrollo de nosotras mismas, sortear las barreras, la falta de tiempo, el cansancio, las decepciones del día a día. Y crecer a pesar de las diferencias con los otros, crecer con los otros. Aprender de la carencia, de la presencia brillante, de las colaboraciones y los "key partners", aprender de la poesía, y del proceso creativo propio. Alejarse cuando es necesario y descansar cuando es necesario. Somos todas juntas un ser vivo con un nuevo nombre.
Estamos en un proceso donde las personas han ido perdiendo el miedo de ocupar los parques, y se está atreviendo a preguntar, a investigar, y a cuestionarse. Es lento sí, pero lo veo. Cuando observo a las personas, el público, a mí misma y a los mismo amigos, noto qué cosas atrapan nuestra atención, lo veo y aprendo.
Sigo recordando el suceso en el encuentro internacional (en la Biblioteca de Santiago). Un niño quería un libro en particular (hecho por Joanna) con tela de jeans viejos, ,y pinturas... era un libro de blue jeans. Y el niño quería ESE libro. No era un libro pensado para niños, pero ¿será qué como mediadores debieramos pensar que por qué los niños tienen que leer libros de niños solamente?
Quizás podemos hacer que los pequeños y pequeñas se interesen en distintas cosas, a través de distintos tipos de lecturas, desde el diario que lee el adulto, hasta la lista de compras en la feria... Es un desafío. Es quizás por este motivo que queremos empezar actividades como la que tenemos programado el sábado 28-Noviembre-2015, en el Huerto Hada Verde.

En este taller que presentaremos Teresa Muñoz y Elizabeth Cárdenas (quien escribe), queremos presentar algunas ideas en torno a la escritura y lectura de niños y niñas. El taller está dirigido a grandes, para que puedan construir un libro pequeño, que pueda ser entregado/enseñado a un niño, para que dibuje o escriba sobre distintas cosas: un viaje, un paseo, sus aventuras, sus héroes favoritos, la feria, el papá, la mamá, el diario de vida, en fin...

Huerto Hada Verde está ubicado en la comuna de Ñuñoa, y en su página web aparece la dirección e información de éste y otros talleres. Inscripciones al mail contacto@huertohadaverde.cl. Click en la imagen para agrandar.


jueves, 29 de octubre de 2015

Sá 7-Noviembre-2015 | 3ra Feria Editoriales Cartoneras


El próximo sábado 7-Noviembre-2015
3ra Feria de Editoriales Cartoneras en Café Literario Parque Bustamante
Horario: 11 a 19.30 hrs
General Bustamante altura #50, Metro Baquedano
::Entrada Liberada::



Bobby Sands desfallece en el muro | Lanzamiento Vi 11-Diciembre-2015

Viernes 11-Diciembre-2015, 19 hrs, Café Literario Parque Bustamante
Lanzamiento Bobby Sands desfallece en el muro, de Carmen Berenguer
Presenta Bárbara Fernández
General Bustamante altura #50, Metro Baquedano.
::Entrada Liberada::



Heroína de Eliza Adonis | Prólogo de Teresa Muñoz


Santiago, 13 de Julio de 2015.

¿Quiénes son los personajes centrales de la obra de Eliza Adonis?
Nosotros, los héroes. Nosotras, las heroínas.
En marzo de 1937, la experimentada aviadora estadounidense Amelia Earhart, inicia un viaje alrededor del mundo por sobre la línea del Ecuador, a bordo del aeroplano Electra 10E. Sería la primera vez que una mujer realizara esta hazaña, sería la primera vez que se volara de esta forma alrededor del globo. Los primeros días de Julio, reportó su posición cerca de las islas Nukumanu en dirección a la Isla Howland, en el Oceáno Pacífico Norte. Había completado 35 mil Kms. de vuelo y restaban 11 mil Kms., cuando desapareció.   Se inició una búsqueda autorizada por el presidente Roosevelt, con una flota de 9 barcos y 66 aviones, la que duró un par de semanas y fue abandonada cuando ya no había esperanzas de encontrarla. A los cuarenta años de edad, se convirtió en uno de los mayores misterios de la aviación.
Amelia Earhart se apodera de nuestro sujeto poético, para aterrizar de emergencia en nuestro territorio. El sonido del motor del Electra surca de improviso el cielo, y luego desciende controladamente para hacer contacto con nuestro territorio personal. Quien desciende es una Amelia reflexiva, en busca del merecido descanso, pero que anhela el vuelo como parte de la vida. Para la heroína toda conexión con los otros es una hazaña que no se ha realizado antes.
Los versos “escribimos/ hacia un vacío seguro/que nos desaparece del mapa/ en un abrir y cerrar de ojos/ nos devora un territorio imaginario”  nos dan una pista y nos sitúan en una atmósfera de vértigo y aventura. Cuando la autora escribe “todo es tan perfecto/ a bordo de este avión/ todo es/ un perfecto desastre”, caemos en la cuenta que también nosotros estamos participando de este desastre, viajamos, formamos parte del plan y no tenemos destino.
La o las heroínas de este poema en ocasiones se atreven a dar un salto al vacío “salto de vacío en vacío/ para quitarme el gusto del corazón/ que me sabe amargo”, porque se toman las relaciones como una misión imposible en la que irremediablemente no hay “punto de retorno”. Hay mucha soledad en estos versos es tan fácil estar sola y ser un desastre”hemos vivido en diagonales/ te digo/ en nomadía/ Hemos vivido haciéndonos el quite/ me explico/ hemos vivido en fugas paralelas/ completamente perdidos/ el uno del otro/ y solos”. 
Eso que éramos antes del salto, ya no es más. A veces debemos morir para renacer, como la semilla que se hunde para germinar. De ahí que en este viaje no hay manera de llegar a casa, el espíritu humano debe moverse aunque “la cuestión era perderse desde el principio”. El sujeto poético sabe la inutilidad de su oficio “ningún texto vale la proeza, ninguna proeza vale, pero se juega como si valiera la pena escribir el paréntesis”.
Una idea: Heroína es un viaje realizado/experimentado en tres métodos/capítulos: I. volar batiendo las alas, ii) volar a favor del viento, y iii) volar a merced de un mecanismo. Amelia Earhart parece haberlo vivido de manera inversa, iniciando su viaje a merced del mecanismo del Electra. En busca de ese fluido estado de volar a favor del viento, y terminar batiendo las alas para volverse liviana. Nosotros los héroes y nosotras las heroínas, ¿de qué manera haríamos la hazaña para completarla y dejar de buscar una isla donde aterrizar en cada nuevo ciclo?


miércoles, 14 de octubre de 2015

Arturo Carrera con la voz de Pizarnik | por Flavia Krauss


Nota sobre Arturo Carrera, poeta Argentino.



Una vez un chico (y ya no me acuerdo su nombre…) me contó que el único registro que se tiene de la voz de Pizarnik es una lectura de un poema de Arturo Carrera. Nunca supe si es verdad o mentira. Igual también he escuchado por allí que, en 1966, cuando Carrera dejó Coronel Pringles, juntamente con César Aira, y fue a vivir en Buenos Aires, a los 18 años, lo primero que hizo fue buscar a Alejandra Pizarnik en la guía telefónica. Luego, le tocó el timbre y pronto se hicieron amigos.
En 1972 Alejandra presenta el primer libro de Carrera, “Escrito con un nictógrafo”. Imagínense: un libro todo negro escrito con letras blancas. Un libro hecho desde la oscuridad, desde la oscuridad de la propia página: hermoso, hermoso, hermoso. 43 años después, Carrera vino a Córdoba recibir el premio 400 años de cultura otorgado por la Universidad Nacional de Córdoba, esto fue el 8 de octubre de 2015. El 9 de octubre presentó su Poesía Reunida en la Biblioteca  Córdoba: una obra inmensa, dividida en tres volúmenes, que el poeta mismo ha clasificado como su “autobiografía lírica”. Su título, “Vigilámbulo”, hace referencia a un término forjado por Deleuze; según este filósofo, el vigilámbulo sería un sonámbulo que pasea vigilante, un estado intersticial  entre el sueño y la vigilia, entre la vida y la muerte: el estado de poesía. 
Cecilia Pacella y Carlos Surghi estuvieron encargados de hacer una pequeña presentación este día. Por cierto, en el pequeño cocktail que vino en la secuencia, la profesora Cecilia nos contaba a sus alumnos que le conoció al poeta hace más de 20 años y se maravilló tanto que decidió hacer su tesis de grado sobre su obra, explorando la “Muerte e Infancia en la poesía de Arturo Carrera”. En 2008 lanzó un libro exactamente con este título. 
Además de lo que se habló sobre su obra poética, lo más gratificante de la noche fue presenciar al poeta regalándonos  la lectura de algunos de sus poemas, entre ellos, “Juguetes”, el último a ser leído. Es bonito ver que, así como convocó la voz de Pizarnik y los estudios de Pacella hace muchos años, el poeta sigue convocándonos, con una sonrisa llena de paz en su semblante:

“¿Cuál,
de todos estos lápices elegirías para la alegría,
para el triunfo de unas vocecitas sobre otras que no
conocés y que no hacen más que llamarte y
llevarte hacia esa casa de sombra
colmada de juguetes?”


Más allá de que estuvo linda la lectura, nos dejó con la tarea de tratar de eligir nuestros propios lápices. Pues, bonitos lápices a todos nosotros =)




Foto: por Flavia Krauss

Notas de La Joyita: 
Revise la lectura del poema acá: https://youtu.be/PMW2JJ9beHU



Revise la bio de Arturo Carrera en wiki acá: https://es.wikipedia.org/wiki/Arturo_Carrera


lunes, 12 de octubre de 2015

Discurso de Flavia Krauss en Presentación de Paralelo 33 | Octubre 3 2015

El pasado sábado 3 de Octubre 2015, lanzamos dos bellos poemarios en la Biblioteca de Santiago: Heroína de Eliza Adonis (Chile), y Paralelo 33 de Flavia Krauss (Brasil). Nuestras poetas María Elena Monsalve y Teresa Muñoz, estuvieron a cargo de la presentación. A continuación dejamos el discurso de Flavia:

Cuando todavía no sabía leer, escuchábamos en Brasil una canción cuya traducción más o menos nos dice lo siguiente: “En el libro de lectura que me prestaste había un recado que hablaba de amor”. Mientras cantaba y bailaba, también me preocupaba, porque temía que alguien me dejara una nota y yo todavía no supiera leer. Yo, tan tonta que era no sospechaba en este entonces – es que solo tenía 5 años – que los libros no traen un recado de amor para nosotros, sino que todos los libros son – sin  ninguna excepción – una carta hablando de amor.Como todos los libros, este libro también es una carta de amor. Dicen que todas las cartas llegan a su destinatario, aunque no sepamos quién sería esta persona. Aunque yo no sepa muy bien a quien destino esta carta, le doy una dirección: Paralelo 33.Me explico: para que mejor comprendamos cómo funciona la Tierra, los hombres la dividieron en meridianos y en paralelos. Y total que se ha observado que cosas muy especiales ocurren en esta línea más o menos horizontal, la gran mayoría relacionadas a lo inexplicable.En el caso del hemisferio norte (dice la gente que…) las ciudades ubicadas sobre este paralelo permiten la pena de muerte en la actualidad. Saben, la primera bomba atómica explotó en México, justo sobre el paralelo 33. Nooo, Hiroshima y Nagasaki también están sobre esta línea.
Pero allí – en este mismo paralelo – también están las ciudades de Los Ángeles y Fénix en EUA, que con sus nombres nos encauzan hacia otras direcciones discursivas... Los arqueólogos nos cuentan que el Jardín del Éden también se encontraba sobre este paralelo.En el caso del hemisferio sur, sabemos que Valparaíso, con este nombre tan sugestivo, está sobre este paralelo. Y les cuento que Santiago también. Me dijeron que este paralelo pasa justo sobre la Casa de la Moneda. Nos parece que, en la parte de abajo de línea del ecuador, en este paralelo se encuentran todas las capitales de los países con los cuales éste se cruza: Santiago, Buenos Aires, Montevideo, Ciudad del Cabo y Sydney.Dicen que el número 33 está relacionado al poder y a la iniciación. Jesús murió con 33 años, el Hinduismo tiene 33.000 dioses, el Islán tiene en su rosario 33 perlas para la oración.
El cuerpo humano tiene 33 vértebras. Y el cuerpo de este libro que lanzamos hoy al azar, como un tiro al aire, se propone como un rompecabezas con 33 piezas.33 fueron los mineros rescatados en las Minas de San José en 2010. 33 días duró la perforación del ducto por el cual salieron a la superficie de la Tierra. Su rescate se dio el 22 del 08 de 2010 que, sumados, resultan en el numeral 33. A lo mejor no sea por casualidad que este libro aparezca en el mundo por obra de una editorial intitulada La Joyita Cartonera. Saben, yo también soy hija de mineiros, que en Brasil se refiere al gentilicio de las personas nacidas en el estado de Minas Gerais.En el recado por el cual los mineros dieron a saber que estaban vivos leímos: “Estamos vivos en el refugio los 33”. Esta frase, más allá de la potencia y esperanza que encierra, es una oración con 33 caracteres.Diga 33, diga 33, diga 33. – repite en alguna leyenda lejana algún doctor preocupado por la respiración de su paciente.Con la esperanza de que esta carta encuentre a su destinatario, Paralelo 33 es el modo con el cual decidí decir 33. Pero por escrito.
Como ocurre en todas las cartas de amor, mucho más importante que contar algo nuevo, lo que busca esta carta es la posibilidad de crear lazos, ofrecerle al lector  las manos, el cerebro y el corazón que tomaron parte en su confección, para que con nuestras manos pegadas en posición de oración decirle: estamos bien, en el refugio somos mucho más que 33.



foto por Jaime López

lunes, 5 de octubre de 2015

Nuestro segundo encuentro

Este año 2015 asistimos por segunda vez al Encuentro Internacional de Editoriales Cartoneras. Nuestro primer año (2014) fuimos con 2 títulos, nuestros primeros títulos, que eran nuestros poemarios (de Teresa Muñoz y míos): En la Boca del Lobo y También Pasará.
Recuerdo que al igual que ahora no sabíamos nada, y enfrentamos nuestro nacimiento al mundo editorial con nerviosismo y pensando que nuestro no-saber era un gran motor para esta nave.

Debo decir que un año después, sentimos que vamos en un viaje meteórico. Hemos aprendido tanto y tanto nos falta por conocer y aprender. Este 2015 fuimos al encuentro con nuestros 2 títulos originales y añadimos 6 títulos más que realizamos este año: Juntas y Revueltas de Liz Gallegos y Victoria R. Llera; Tudo de Douglas Diegues; Heroína de Eliza Adonis (lanzamiento); Paralelo 33 de Flavia Krauss (lanzamiento); Patio (Ilustrado) y Alicia en llamas de Elizabeth Cárdenas. También llevamos ejemplares de libros de Eloísa Cartonera (la primera cartonera) y de La Sofía Cartonera, ambas de Argentina, quienes nos enviaron sus ejemplares para estar presentes de alguna manera, ya que no pudieron viajar.

Nos impresionaron mucho La Maestra Cartonera Paola Florez de Colombia; Cartonera Amarillo, rojo y azul, con Any Braga y Luis Rossi de Argentina. Pudimos compartir un rato en el almuerzo con Mama Dolores, Pachuk de México y Sullawayta de Perú. Nos encontramos en 3D con el equipo de Vento Norte y aprovechamos de enviar Tudos a Douglas Diegues, que no pudo asistir al evento. Conversamos un rato con Opalina Cartonera, Loquita, Costalazo, Manos a la Obra, Grullita, Olga y Amaru. Alexis Ruiz nos apoyó bastante en nuestro Lanzamiento de Heroína y Paralelo 33, y también durante el conversario del domingo. Agradecemos también a Sergio y Raúl, también de la biblioteca de Santiago.

Hubo temas técnicos que se pueden corregir, ya que la Biblioteca de Santiago está siendo remodelada en este momento, pero independiente de la logística, la realidad de lo sucedido es perfecta. Agradecemos a los amigos organizadores y encargados de la Biblioteca, y nuestra amiga Olga que también es el nexo o punto de conexión en los eventos Cartoneros.

Lo que sigue es interesante: lanzamiento de "Bobby Sands desfallece en el muro" de la poeta chilena Carmen Berenguer. Nos reunimos con los amigos que respondieron al llamado que hicimos para participar en el proyecto, y conversamos un rato de los primeros detalles de este poemario que se lanzará en Diciembre 2015 <3






viernes, 2 de octubre de 2015

Tendremos libros de Eloísa Cartonera | Encuentro de editoriales cartoneras

Sábado 3 y domingo 4 de Octubre 2015, tendremos algunos libros de Eloísa Cartonera (de Buenos Aires, Argentina). Nos encontrarás en nuestra mesa de La Joyita Cartonera en el III Encuentro de Editoriales Cartoneras que se realiza desde hoy viernes en la Biblioteca de Santiago.
La biblioteca queda ubicada en Matucana 151, metro Quinta Normal, Santiago!


viernes, 25 de septiembre de 2015

Libros de La Sofía Cartonera (Córdoba, Argentina) | III Encuentro de editoriales cartoneras

El próximo fin de semana 2, 3 y 4 de Octubre, estaremos en nuestro estand del III Encuentro de Editoriales Cartoneras, que sea realiza en la Biblioteca de Santiago (Matucana 151, Metro Quinta Normal). 
Tendremos 2 nuevos títulos, algunos de nuestros títulos lanzados en el último año, y además estaremos vendiendo algunos ejemplares de La Sofía Cartonera, que funciona en la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina. 
¡Pregunten por los títulos disponibles a la venta!

 

jueves, 10 de septiembre de 2015

III Encuentro de Editoriales Cartoneras - Octubre 2015

Este es el tercer año de esta feria, en la cual cartoneras de latinoamérica se juntan a mitad de territorio chileno, para mostrar sus trabajos, hacer talleres y conversar en torno a experiencias, a poesía, a música, a literatura.
Para La Joyita Cartonera es nuestro segundo encuentro. Y en nuestro primer año, hemos estado llenas de actividades, trabajo, talleres, reuniones, lecturas... Creemos que no terminamos de aprender, y la feria es parte del aprendizaje, ya que podemos compartir con los otros cartoneros aspectos técnicos, filosóficos y además políticos de nuestro oficio. Hay muchas miradas, tantas como editoriales de este tipo hay. Y como dice Macarena Yupanqui de Opalina Cartonera, en el proceso está la vida <3

Estaremos en nuestra mesa/stands con los poemarios Heroína de Eliza Adonis  y Paralelo 33 de Flavia Krauss. Realizaremos una sola actividad donde presentaremos a las poetas y su poesía el sábado 3 de Octubre a las 13.15 hrs. Este es el link del evento facebook.

Otros libros de nuestro catálogo que podrás encontrar en nuestra mesa/stand son: Tudo de Douglas Diegues; Juntas y Revueltas de Liz Gallegos y Victoria Ramírez Llera; También Pasará de Teresa Muñoz; Alicia en llamas, En la boca del lobo, Patio (ilustrado) de Elizabeth Cárdenas; Buenezas de Stephanie Holiman y Juani Bustamante. Estaremos mostrando avances de Cuasimodo de Teresa Muñoz, y Bobby Sands desfallece en el muro de Carmen Berenguer.

Aquí les dejamos el afiche del encuentro y de nuestro poemarios:



domingo, 26 de julio de 2015

"Bobby Sands desfallece en el muro" Poemario de Carmen Berenguer | Pronto


El viernes 24 de Julio recién pasado, podemos marcarlo como un hito en nuestras vidas como Las Joyitas Cartoneras, ya que tuvimos una espectacular cita con la poeta chilena Carmen Berenguer (1946). 

Ella ha sido por años parte del imaginario poético de gran parte del equipo, que nos conocimos en el taller de La Torre Lúdica (Máx González, MagoEditores), y que de una u otra forma crecimos con la obra de los poetas postvanguardistas de los 80's y su Escena de Avanzada, donde se cuentan Raúl Zurita, Diamela Eltit y Diego Maquieira.

El poemario "Bobby Sands desfallece en el muro", fue publicado artesanalmente en 1983, y ha sido reeditado muchas veces, fotocopiado, estudiado, analizado, e inspirado a muchos estudiosos, artistas, lectores y poetas.
Inspirado en la historia del irlandés Bobby Sands (1954, 1981), miembro del IRA, que mantuvo una huelga de hambre mientras se mantenía como preso político en Long Kesh (HM Prison Maze). 

Carmen Berenguer nos ha permitido realizar Bobby Sands en La Joyita y documentaremos visualmente el desarrollo de este lindo proyecto. Agradecemos a ella su generosidad  y apertura, que nos permite ser unas joyitas.

martes, 21 de julio de 2015

¡Welcome, compañero! | Prólogo para TUDO de Douglas Diegues



¡Welcome, compañero!

El 15 de Julio de 2015 se presentó en Iberoamérica el poemario "Tudo lo que você non sabe es más que todo lo que você sabe", del poeta brasileño Douglas Diegues. La publicación a cargo de Vento Norte Cartonero (Brasil), involucra una alianza internacional con las cartoneras La Joyita (Chile), Casimiro Bigua (Argentina), Karakartón (Islas Baleares), La Regia (México) y Cartonazo (Perú). El lanzamiento en Chile se realizará durante la III Fería Internacional de Editoriales Cartoneras, en la Biblioteca de Santiago (2, 3 y 4 Octubre de 2015).

                                Eduardo Embry*
                                (desde Inglaterra)

La poesía de Douglas Diegues que aquí se presenta es un tipo de poesía altamente original que se gesta, paradojalmente, en la sociedad global en la que su autor está inserto. Se trata, pues, de una poesía que el lector o el oyente podrá apreciar como esencialmente narrativa, destacando en ella la voz poética principal, resuelta e iconoclasta; una primera persona que va dando cuenta de las características de sus héroes y antihéroes, de su mundo personal y único. Así también da cuenta de la esfera socio-cultural de una sociedad de masa globalizada, en un ambiente muy especial: el de la triple frontera. Ambiente que se evidencia de modo transparente en los textos de Douglas Diegues: de cómo el mundo de los piratas, de los falsificadores, de la corrupción, no siempre fue un mundo de maldición, más bien de sobrevivencia juvenil, pues gracias a esos falsificadores la juventud de entonces pudo tener –a precio módico– los aparatos electrónicos, los históricos “CD”, que les llevaban la música y los ritmos de importación de moda en las grandes capitales del mundo. 

Así, desfilan por estos versos los rebeldes de la música de los setenta, cantantes y músicos, actrices, futbolistas y políticos, en medio de aquel mundo infernal semejante al de Dante, sin esperanza, donde –en lo más alto de la pirámide social– ante la anarquía y la miseria, nadie parece salvarse, excepto un puñado de artistas y poetas, los héroes de nuestro poeta, como fueron B.B. King –compositor estadounidense, recientemente fallecido, considerado como uno de los músicos de blues más influyente de todos los tiempos. Lo mismo, Albert y Freddy King, guitarristas famosos, inmortalizados por los Beatles en su canción “Dig it” (1970). El poeta Douglas Diegues rinde homenaje a estos héroes de su juventud en el poema melancólico “Carta a los piratas que creen el Rock and Roll en la Triple-frontera”, lugar selvático y fronterizo de Brasil, Paraguay y Argentina; hábitat natural donde convergen diversas etnias autóctonas y descendientes de españoles y portugueses peninsulares: brasileños, argentinos, paraguayos, italianos, chinos y coreanos… es una zona donde todo se falsifica: enseres del hogar, electrónicos, etc. Por esto es el elogio de este poeta a los “piratas”, puesto que fueron “los proveedores” de aquellos “naqueles días” en que se podía adquirir los CD de los King, especialmente “Los reyes de la guitarra”, aunque estos “high ways fakes” fueran de fabricación pirata provenientes de fábricas  clandestinas instaladas “en el fondo del patio” de alguna casa del lado de la frontera del Brasil.

Al lado de los señalados y magníficos referentes de la música rockandrollera de aquellos días, aparecen también los poetas preferidos de la juventud rebelde de todos los tiempos, por nombrar algunos: Álvaro Campos, famoso por su desafiante poema escrito en portugués peninsular contra la hipocresía de su tiempo, el “Poema em línea re(c)ta”; Nazim Hikmet, que tiene la gloria de haber rescatado en su poesía momentos clave de la dura experiencia política y social de comienzos de las primeras décadas del siglo XX, uniendo, de modo dialéctico, elementos sentimentales, románticos y eróticos de la vida íntima del poeta. Por último: dos poetas más –entre otros que se pueden mencionar: Charles Baudelaire, con su conocido poema “El albatroz”, y la obra global, dispersa en mil fragmentos laudatorios de la poesía de Leopoldo María Panero, en varios poemas que aquí se presentan. Todos estos destacados artistas y escritores que se mencionan, constituyen importantes referentes que, en el proceso de construcción de esta obra, el poeta cartonero apropia como suyos, con poema y todo: simplemente Douglas traduce  a su singular lengua el poema de Charles Baudelaire. Pero no se trata de un caso de plagio, pues el artífice reconoce lo ajeno con un “by” en inglés – que significa “escrito por”. En muchos de estos textos Douglas incorpora palabras de origen “selvático”, que define como “Guaranhol-portunhol”, términos presumiblemente inventados por el poeta; en esto es cuidadoso, respeta el crédito de otros traductores, pero igualmente  todos los textos pasan por el regazo de Douglas, como advierte: “versión transfernandopessoainventada”, para referirse a la intervención que se ha hecho de los textos de Fernando Pessoa, al “portunhol selvagem por Douglas Diegues”, etc.

Finalmente, quisiera decir que la voluntad constructiva de “Tudo lo que você non sabe es mucho más que todo lo que você sabe” desborda el mecanismo simple de la apropiación de algunos aspectos de obras ajenas. Como en el siglo XIV en España, los autores populares se adueñaban “de la voz”, es decir de la melodía, del tono y, principalmente, de determinadas estrofas familiares de la obra de algún poeta, así parece proceder el poeta Douglas.  En el “Cancionero de Baena”, por ejemplo, hay un sinnúmero de advertencias que dicen “tomando la voz de Villasandino…”, y luego se anota el nombre real del poeta que quería mostrar su “poetría”. Así lo hizo Rubén Darío, cuando escribió su “Dezir” (“a la manera de Johan de Dueyas”), lo que se puede ver más en sus “Prosas profanas”. Pero más aún: el poeta cartonero tiene un remoto antecedente en el Siglo de Oro español, cuando los poetas populares, que no tuvieron acceso a las formas impresas, fueron acusados de delito por Lope de Vega (según un “Memorial” que existe en la Biblioteca Británica) debido a que los acusados, según Lope de Vega, narraban embustes en los pueblos y caminos sobre milagros y aparición de la Virgen, pero más, por apropiarse de obras que no les pertenecían. También, la transformación de una corriente pagana en poesía a lo divino o viceversa, fue en esos siglos materia de controversia; afortunadamente, colecciones de “pliegos sueltos” – es decir impresos que no alcanzaron a ser libros, se hallan y se conservan actualmente en diferentes partes de Europa, menos en España donde se produjeron. Fueron hermosamente decorados en blanco y negro, como así es el caso de los pliegos valencianos, antecedente de lo que hoy se llama el libro de bolsillo. Lo esencial es que estos pliegos fueron formas alternativas y populares contra el impreso oficial, que debía pasar por la aprobación de las autoridades eclesiásticas de la época. Eran exactamente como ahora se construyen muchos libros de la literatura cartonera, con pliegos grandes doblados en cuatro partes.

Por otra parte, el mérito actual de Douglas Diegues, frente al mecanismo de sus “apropiaciones”, es el haber superado a Nicanor Parra, cuando el maestro chileno se adueña de un famoso poema –el único célebre y popular que escribiera Juan Guzmán Cuchaga, “Alma, no me digas nada”. El acto de Parra alcanza el nivel de lo satírico. En cambio, en esta colección de Douglas Diegues, sus “apropiaciones” son de poetas y textos notoriamente célebres y universales, como son los casos, por nombrar sólo dos ejemplos, los de Álvaro Campos, con el “Poema em línea re(c)ta”, o de “The albatroz” de Charles Baudelaire. Aquí, Douglas se identifica y apropia, por aprovechamiento, de la ideología que expresan estos poetas en sus obras; uno, una rebeldía infinita y el otro, un bello canto a la marginalidad del poeta y su obra. Con esto termino, dejo en manos del lector esta nueva obra cartonera de Douglas Diegues, con un firme “welcome”, compañero.


*Eduardo Embry (1938): poeta chileno radicado em Inglaterra de larga trayectoria desde los años 70, en el contexto de  la poesia hispano-americana. Algunas de sus obras: Poder invisible (1975), La vaca del señor don gato (1980), Para Santos y herejes (1990), Manuscritos con el agua se borran (antologia) (2009).

miércoles, 15 de julio de 2015

TUDO | Lanzamiento Iberoamericano


Tudo lo que você non sabe es más que todo lo que você sabe, es el nombre del nuevo poemario del poeta brasileño Douglas Diegues, nacido en Rio de Janeiro en 1965, y que es un representante de la vanguardia poética de Brasil.
Su poesía mayormente "narrativa", está hablada/escrita en lo que Diegues llama "portunhol selvajem" que es el idioma de la triple frontera guaraní, portuguesa y castellana, que es el mundo globalizado de la frontera brasileña, paraguaya y argentina. La triple frontera donde el rock de los setenta venidos de las grandes capitales del mundo,  llegó a la vida de los adolescentes, a través del pirateo, del cd copiado.
Una frontera donde habitan seres desde distintas etnias, distintas nacionalidades, donde la poesía de Charles Baudelaire, sirve de oxígeno para un ambiente donde la marginalidad satura, como la falsificación de todo.
¿Qué de todo lo que se tranza en esta frontera es verdadero? La poesía solamente y la música. Los héroes son BB King, Charles Baudelaire y los mismos piratas, en una época donde el pirateo nos dio acceso a lo que nadie más nos traía, por política o por pobreza.
La poesía de "Tudo" trae recuerdos y humor. Trae una ironía y una crítica que entendería cualquiera sin necesidad de conocer el guaraní o el portugués, porque son códigos que entenderíamos todos en este mundo globalizado.

Alianza Cartonera: Vento Norte (Brasil), La Joyita (Chile), Cartonazo (Perú), Casimiro Bigua (Argentina), Karakartón (Islas Baleares).

Disponible en Chile con La Joyita Cartonera, a través de su fanpage www.facebook.com/LaJoyitaCartonera, o su mail lajoyitaedoitora@gmail.com.


martes, 14 de julio de 2015

Visita a La Sofía Cartonera en Córdoba | Mayo 2015

Hace dos semanas nos fuimos de viaje a la Argentina a visitar a nuestra amiga Flavia Krauss (Brasil), que se encuentra preparando su doctorado en la Universidad Nacional de Córdoba. 

Salir de Santiago en medio de la competencia de la Copa América y en medio de emergencia ambiental, fue un alivio. Volver a ser viajero. Andar con lo justo. Cultivar la paciencia, sobretodo cuando la idiosincracia es distinta.

Luego de varias horas de viaje en bus, la ciudad de Córdoba nos recibió con alta humedad y buena calidad del aire. Dicen que había llovido antes de nuestra llegada, y fue una pena, porque veníamos ansiando la lluvia de la misma manera que Teillier ansiaba el campo en sus poemas.


No teníamos ningún plan más que celebrar un cumpleaños, pero Flavia nos invitó a acompañarla a una de sus clases en la universidad. Se trataba sobre nuevos formatos editoriales, que dirige la profesora Cecilia Pacella. Cecilia tiene a cargo La Sofía Cartonera, como parte de las actividades de extensión de la universidad. Eso lo supe después que estuvimos en su clase, y que pasamos adelante a contar sobre La Joyita. Fue lindo, estar ahí haciendo un resumen de un año de trabajo, que cumplimos recientemente en Mayo. Esa tarde, tuvimos la suerte de terminar cartoneando con el resto de la clase en Las Brujas, una casa dentro del campus en donde La Sofía tiene su taller.

Ese día fue importante para mí en particular, ya que hubo un suceso pequeño pero bastante significativo: Cecilia Pacella me enseñó algo. Tomó un trozo de cartón y nos mostró su método (de La Sofía) para plegar el cartón de un libro, heredado a su vez de Washington Cucurto (Eloísa Cartonera). Soy una persona de rituales (quizás por formación). Y no es que repentinamente me sienta superior o distinto, más bien, es el hecho de la transmisión del conocimiento que me hace sentir ser parte de esa cadena, una cadena cartonera. Un linaje, un oficio del que tanto hemos hablado durante este año.

Esa tarde y la siguiente trabajamos haciendo portadas. Teresa se inspiró en una ola Hokusai, que fue un regalo para Cecilia. Yo me traje la mía a Santiago, con un librillo de un libro ilustrado, publicado por La Sofía, llamado El Oso. Como no teníamos esto planeado, no llevamos con nosotras ningún libro de La Joyita... solo el que llevé de regalo a Flavia :(  Cecilia Pacella quería saber cómo nosotras hacíamos encuadernación en La Joyita, pero no hubo tiempo. ¡Se pasa volando como siempre!

Qué sorpresiva oportunidad. Lo agradezco profundamente. Compartimos dos días el trabajo cartonero, y La Sofía compartió con nosotros algunas de sus ideas y proyectos. El tema cartonero toma vuelo dentro y fuera de la academia. La Sofía es una cartonera que gracias a los voluntarios, tiene una producción muy alta mensual. Sus libros están a la venta en algunas librerías de la ciudad. ¡Qué bueno sería poder contar con un lugar así acá en Santiago! (Un lugar donde producir y un lugar donde se puedan vender.)

Fue largo el regreso a casa, y por la aduana tuvimos que desempacar los libros para que los revisaran. ¡¡Si hasta en el escáner un libro cartonero deja una impresión diferente!! :D Nos trajimos algunos libros de Andrés Caicedo (poeta colombiano) y algunos de Douglas Diegues (Brasil, que publicaremos este mes), ambos publicados por Eloísa Cartonera.

Ganas nos quedaron de ir a Buenos Aires a visitar el local de Aristóbulo del Valle 666 en La Boca (de Eloísa), también intentamos contactar a las mendocinas de Cieneguita Cartonera, pero no tuvimos respuesta. 

Ojalá nos sigan pasando estas cosas lindas.


Nos vemos pronto!